Print Friendly, PDF & Email

Dentro del proyecto de la Puerta Verde de la Ruta Enoturística de la Comarca en El Puerto de Santa María, se sigue avanzando en los trabajos que conducirán a la recuperación del paisaje y biodiversidad tradicional de la zona y del viñedo; en una apuesta sin precedentes por el desarrollo rural que pone en valor su riqueza y su potencial como motor económico, social y cultural, que puede ser además ser una alternativa laboral muy interesante y con futuro, reequilibrando el modelo económico portuense.

Ahora, señala el teniente de alcalde de Agricultura del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, Javier Bello, con la plantación de 90 nuevos árboles, de más de 2,5 metros de alto, que contribuyen a su repoblación forestal y, por tanto, al incremento progresivo de su valor medioambiental. Finaliza así la reforestación de la Vereda de Villarana y Camino de los Romanos dentro de esta actuación transversal subvencionada al 100% por los fondos ITI Cádiz, procedentes del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y gestionados por la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible a través del Grupo de Desarrollo Rural Campiña de Jerez y Costa Noroeste.



El área de Agricultura continúa así cumpliendo los objetivos de este ambicioso plan que busca devolver a esta zona portuense su esencia y tradición, como zona que pone en valor su campo vitivinícola, luchando además contra el cambio climático y restaurando el legado de nuestro entorno rural, caminando con paso firme hacia la recuperación de este tramo de la Verada de Villarana, a su paso entre las lagunas Salada, Juncosa y Chica, y una sección del Camino de Los Romanos desde este punto hasta la carretera Rota-Jerez, poniendo en valor una de nuestras zonas con alto peso patrimonial, enológico y agropecuario.

Estos 90 nuevos árboles que se han plantado en los últimos días, con un presupuesto de 5.130,40 euros, complementan el trabajo conseguido en las tres jornadas de reforestación participativa coordinadas y ejecutadas en colaboración con los colectivos Ecologistas en Acción, ARBA Cádiz y Amigos de los Espacios Naturales de Cádiz, que además participaron de forma directa en el diseño y planificación de este proyecto de reforestación. Como muchos recordarán, una de esas jornadas fue dedicada a la mujer rural de El Puerto organizadas en colaboración con las asociaciones de Mujeres Rurales Sol Rural y ADEMUR en la que, además de la plantación, las protagonistas decidieron dar nombre a una de las áreas de actuación que denominaron “Jardín de la mujer Rural” y que así figurará en el itinerario enoturístico.

Para llevar a cabo estas reforestaciones se ha tenido en cuenta que a lo largo del año, la mayoría de las 11 áreas intervenidas en el recorrido combinan periodos prolongados en inundación con largos periodos secos.

Por ese motivo, explica el edil de Agricultura, se han plantado en torno a 300 ejemplares entre árboles y arbustos autóctonos de más de 20 especies con necesidades distintas, con la intención de conseguir el mayor índice posible de supervivencia en su adaptación a ese complicado entorno. Hay que destacar que todos los plantones han sido cedidos por el Área de Transición Ecológica de la Diputación de Cádiz, dentro de su plan de arbolado urbano y  ya “forman parte del patrimonio medioambiental de la ciudad”.

Bello destaca también que, con estas intervenciones, El Puerto sigue avanzando en su estrategia de desarrollo económico-social del entorno rural a través de la mejora de las infraestructuras, la puesta en valor de su patrimonio y el fomento de la diversificación y recuperación del sector agroalimentario, especialmente el de la vitivinicultura.

Paralelamente a estos trabajos, en la actualidad, ya se está avanzando en la siguiente fase correspondiente a la señalización y equipamiento de la ruta enoturística, con la cual destaca Javier Bello “se pretende poner en valor la excelencia que, después de más de dos milenios, siguen atesorando nuestras tierras para el cultivo de la vid y cuya prueba son los recientes reconocimientos que están recibiendo en los últimos certámenes nuestros productores de IGP Vinos de la Tierra de Cádiz, que completan a la que es sin duda nuestra joya única en el mundo como son nuestros vinos del Marco del Jerez”.

Esta ruta conectará en un futuro con las de las ciudades limítrofes “regenerando el vínculo de nuestra población con nuestro patrimonio agrícola en general y viñístico en particular así como con el resto del territorio”, concluye Bello.