Print Friendly, PDF & Email

David de la Encina no gana para disgustos últimamente y eso en los nervios se nota y mucho, como se pudo comprobar en su "duelo dialéctico" con Javier Bello el pasado viernes en el programa de Risto Mejide, "Todo es Mentira", en Cuatro, donde quedó retratado a nivel nacional y al borde de la lagrimita ante las preguntas de la periodista Mariló Montero.

Si a esto le sumas que hay unas elecciones municipales a seis meses vista y que no tiene a día de hoy asegurado que vaya a ser el alcaldable por el PSOE de El Puerto, el drama es total para este profesional de la política que hace años debió de haber colgado las botas.

De hecho, estos mismos nervios por su oscuro futuro político son los que le traicionaron y le han llevado a ser noticia a nivel nacional por perder los papeles en el último pleno municipal y acabar insultando y amenazando, hasta en tres ocasiones, al concejal del PP, Javier Bello (o a un cargo de confianza, en la versión alternativa), con reventarle la cabeza.

Con provocación o no del popular, permíteme dirigirme a ti y decirte: te la comiste de lleno David, en una nueva torpeza histórica de mayor nivel mediático incluso que cuando enviaste aquel email a tu jefe para anunciarle que ibas a dejar de ir a trabajar al curro -en una fundación pública pagada por todos- para dedicarte a hacer campaña electoral por el PSOE en 2015. Eso sí, casi 7.000 euros se enfundó esta joya de la democracia que aún tiene la poca decencia de ir dando lecciones de moral a alguien en un salón de plenos. [El Tribunal de Cuentas da por probado que De la Encina cobró casi 7.000 euros de dinero público sin ir a su puesto de trabajo]

Y es que no, David, esto no te viene bien, ni se dejan pruebas así por escrito (te lo repetimos: eso es de Primero de EREs en Andalucía), ni se deja el micro abierto en el pleno mientras gritas barbaridades y luego comentas la jugada con tu jefa de gabinete de comunicación. Otra por cierto, en la cuerda floja, como una de las ideólogas, junto a De la Encina, que pensó que llevar a pleno la condena pública de un medio de comunicación como es El Puerto al Minuto, “pagado por el PP”, sin aportar ninguna prueba ni denuncia en los Juzgados, es algo normal y democrático. ¡Un pelotazo, vaya! Ahí acertaron de lleno, porque sí, pelotazo ha sido.

Por cierto, de pagos por publicidad institucional De la Encina sabe mucho, pero aún estamos esperando la documentación pertinente sobre sus pagos durante su mandato entre 2015 y 2019 que él mismo ofreció el pasado viernes a la prensa y "a todo aquel interesado". Ya la hemos solicitado tres veces, sin éxito.

¿Cuál será la próxima David? ¿Pedir la condena de El Puerto Actualidad por este editorial "terrorista y provocativo"?

¿Cuál será la próxima David? ¿Pedir la condena de El Puerto Actualidad por este editorial "terrorista y provocativo"? ¿Pedirás en el próximo pleno que vayan desfilando los periodistas y profesionales de la comunicación en El Puerto que no comulgamos con tu verdad para ajusticiarlos tras juicio público en la Plaza Peral? Ya sabes dónde tienes los juzgados, a los que tanto acudes, y pierdes.

Señor De la Encina, ¿recuerda usted a qué partido pertenece y mal representa? Aunque claro, de su juventud estos lodos... ya sabe usted. Pero no, para su desgracia no vivimos en la época del blanco y negro, vivimos en una democracia donde las provocaciones de un concejal dentro de un ámbito político como es un salón de plenos se resuelven de forma política y no judicial. Tendríamos colapsados los juzgados solo en una semana con el Congreso de los Diputados sino.

Tampoco es lugar un pleno municipal para llevar las presuntas irregularidades de un medio de comunicación que hace "terrorismo informativo" y atenta contra no sé qué "derechos fundamentales", que en todo caso se denuncian donde corresponde, en los juzgados, y no en un pleno municipal en busca de un show que le ha acabado por reventar en la cara… que no en la cabeza.

De la Encina a su jefa de gabinete de comunicación: "Pero esto yo creo que nos viene bien ¿no?", tras reventar el pleno.

 

Dudas, mucha dudas en la dirección provincial

Por si fuera poco, según ha podido conocer El Puerto Actualidad, la dirección provincial del PSOE, con Juan Carlos Ruiz Boix a la cabeza, le ha suspendido a De la Encina ya en dos ocasiones su petición expresa para hacer oficial su candidatura a la Alcaldía de El Puerto para las elecciones municipales de 2023. Nada que ver esto con el calendario del Comité Federal del PSOE, que ha marcado el 11 de diciembre como fecha tope para hacerlo, habiéndose anunciado ya oficialmente muchas candidaturas del PSOE en otras ciudades. Y es que, Ruix Boiz no lo tiene nada claro... y menos aún lo tienen claro a nivel federal tras ver a De la Encina arrastrar el buen nombre del PSOE por los platós y periódicos nacionales.

Además, si antes lo tenía crudo De la Encina ahora lo tiene peor. Más aún tras la última encuesta interna encargada por el PSOE en El Puerto hace unos días -a la que ha tenido acceso este medio- que deja en muy mala situación a los socialistas. Y es que, el PSOE portuense se ve arrastrado por la mala imagen que tiene David de la Encina para una buena parte de la ciudadanía portuense tras los últimos escándalos del socialista que han avergonzado a El Puerto a nivel nacional.


No, esto no tiene nada que ver realmente con el PSOE de El Puerto, porque no; David de la Encina no es el PSOE de El Puerto, por más que algún concejal de su bancada lo defienda aún con frase literal y parte de su núcleo duro le ría todas las gracias por miedo a verse en el paro o seguir en él. ¡Ay si nuestro querido y gran Joaquín Corredera levantara la cabeza! Que pena y cuánto lo echamos de menos en El Puerto. Ese señor sí que era más socialista que todos vosotros juntos. Y eso sin nombrar a Ignacio García de Quirós o a Consuelo Gamero, que esos sí que son socialistas de verdad y no de pacotilla.

Las dudas sobre el futuro de De la Encina se extienden entre el propio entorno del PSOE local, pero nadie se atreve...

Pero sigamos. A pesar de ese núcleo duro que subsiste cual rémora bajo el mantra de "David es el PSOE de El Puerto", la realidad es que las dudas sobre el futuro de De la Encina se extienden entre parte del entorno del PSOE y dentro del propio equipo de De la Encina, donde existen desde hace bastante tiempo voces tímidas (con más miedo que otra cosa) que reclaman por los bares y las esquinas un cambio y una regeneración del partido. Y es que, el tiempo de David de la Encina ha terminado, es ya todo un cadáver político como lo fue Enrique Moresco en su día... pero alguien en el PSOE local debe dar el paso al frente y asumir el reto de hacer del PSOE portuense lo que realmente merece y no esta vergüenza nacional.

Por si fuera poco, los nervios del socialista apuntan también a una posible inminente imputación en otro asunto judicial de gran calado, relativo a Pozos Dulces, que en breve podría "reventar" en toda la cara de De la Encina y poner en jaque su patrimonio personal. Se trata de un nuevo escándalo judicial –del que tienen constancia y esperan desde la dirección provincial– que podría dejar definitivamente a De la Encina en la cuneta ya no solo como alcaldable, concejal y diputado provincial, sino a lo que se refiere a su carrera como político profesional.

Si se diera el caso, podría asumir el puesto de alcaldable el actual concejal y portavoz del PSOE, Ángel M. González, más del gusto de Ruiz Boix que sigue esperando a tomar una decisión mientras mantiene a David de la Encina en la cuerda floja y preguntándole a su núcleo duro como pollo sin cabeza: "¿Esto nos viene bien, verdad?". No david, esto no te viene bien ni a ti ni a El Puerto, pero a ver quién del PSOE local reúne el valor suficiente para decírtelo a la cara.