Print Friendly, PDF & Email

Malos tiempos para el socialista que fuera alcalde de El Puerto, David de la Encina, tras el rotundo fracaso electoral de su grupo el pasado domingo 19 de junio en las elecciones autonómicas, ahora El Puerto Actualidad ha podido saber que el Tribunal de Cuentas ha solicitado que la Comisión de Gobierno nombre instructor para investigar las presuntas irregularidades que se llevaron a cabo en 2018, en el mandato de David de la Encina.

Y la cosa no pinta bien, porque presuntamente hubo irregularidades en la gestión de más de dos millones de euros, que o bien tendrá que terminar abonando De la Encina o que recaerán en peso sobre las arcas municipales, es decir, sobre todos los portuenses si se confirma este nuevo escándalo del socialista.

Sea de un modo u otro, por ahora lo que está claro es que la gestión del gobierno de la ciudad en el año 2018 está siendo investigada por el Ministerio Fiscal, una vez las irregularidades salieran a la luz en el informe de Fiscalización de la Cámara de Cuentas de Andalucía.

Está claro que a perro flaco todo son pulgas y que la gestión del mandato de David de la Encina al frente del Ayuntamiento aún nos deparará más capítulos. [De la Encina de nuevo envuelto en una presunta trama de corrupción en Andalucía Emprende]



Según el propio Tribunal de Cuentas, como muchos recordarán, bajo la alcaldía del PSOE de David de la Encina se evidenciaba que habían incumplido los límites establecidos en el artículo 7 del Real Decreto Ley 861/1985, de 25 de abril, por el que se establece el régimen de las retribuciones de los funcionarios de Administración Local, tanto en lo referente a la cuantía global del específico como de la productividad. Irregularidades a las que se suma  la gestión que se llevó a cabo David de la Encina con su gobierno sobre la determinación del complemento específico, que no venía precedida de una valoración del puesto de trabajo tal y como prevé el artículo 4 del Real Decreto Ley 861/1986. Además  la aprobación y modificación del específico no fue acordada por el órgano competente que es el pleno.

Pero hay más posibles irregularidades que añadir en la lista, porque en el informe también queda patente que durante el ejercicio 2018 se abonaron un total de 1.848.489,97 euros en concepto de complemento de productividad sin que existieran criterios aprobados por el Pleno para su percepción, lo que supone el incumplimiento del artículo 5 del Real Decreto Ley 861/1986. [El Puerto es condenado a pagar casi 170 mil euros por la irresponsabilidad de De la Encina con los Planes de Empleo]

David de la Encina haciendo campaña, volverá a presentarse a la alcaldía de El Puerto en 2023/ EA

También en 2018 y bajo el mandato de David de la Encina, retribuyó gratificaciones extraordinarias de manera fija y reiterada en el tiempo, careciendo del carácter excepcional que se exige legalmente para su reconocimiento y percepción, incumpliendo lo establecido en el artículo 23.3 d) de la LMRFP. Siendo el total de gratificaciones abonadas 153.515,19 euros. Sin olvidar tampoco  que se recoge explícitamente la percepción de un premio por permanencia o antigüedad que no se adecúa a lo contemplado en la ley, ya que la antigüedad se retribuye a través de los trienios, dando lugar con dicho complemento a una doble retribución.

Suma y sigue

La lista es larga, ya que a todo lo descrito y puesto de manifiesto en el Informe hay que incluir el Plus de asistencia y el Plus de pantalla que en el 2018 el Gobierno de David de la Encina decidió pagar y que no tiene encaje entre los conceptos retributivos establecidos en la ley. [Piden la dimisión de De la Encina por denuncia falsa contra Germán Beardo]

Y como colofón, siendo alcalde David de la Encina en 2018, como acción social, se percibe un premio de jubilación que según sostiene la jurisprudencia no se dirige a compensar circunstancias sobrevenidas de la naturaleza de las que inspiran las medidas asistenciales, sino que se asocia a un supuesto natural de la relación funcionarial como es el cese de la relación del servicio funcionarial.

Como decíamos al principio si las presuntas irregularidades las traducimos en euros superan los dos millones, que ahora se investigará a quién corresponde pagar, si a todos los portuenses o al que gestionó el Ayuntamiento ese año, es decir, a David de la Encina, que por cierto, se presentará como alcaldable para las elecciones municipales de 2023 en busca de mantener su sillón en la Diputación de Cádiz, donde fue recolocado por el PSOE tras perder la alcaldía.