Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- La Sección Sindical del SPPME (Sindicato Profesional de Policía Municipal de España) en El Puerto de Santa María hace balance de los 15 primeros días de confinamiento, agradeciendo el compromiso y civismo –en general– de la población portuense, a pesar de las sanciones, y detenciones puntuales, que se están dando para hacer cumplir con el confinamiento decretado por el Estado de Alarma. Así lo explican a través de un comunicado:

Se cumplen los primeros 15 días del Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España, y esta Sección Sindical, quiere hacer balance de lo vivido hasta ahora. En la Jefatura  de  la  Policía  Local  de  El  Puerto  de Santa  María  los  medios  y  las medidas han evolucionado día a día. Se dispone de una máquina de ozono que se usa al final de cada  turno  para  la  desinfección  de  los  vehículos,  garantizando  así  que  los  agentes dispongan de un habitáculo seguro antes este fatal virus.

Cada vehículo además dispone de un  dispensador de líquido desinfectante  para  los  policías  y  otro  con  una  solución  de  lejía rebajada para poder desinfectar distintas superficies, rollos de papel desechable, dos monos aislantes y gafas de protección. Además, continúa el reparto de mascarillas y guantes de látex al principio de cada turno de trabajo, gracias a que el Ayuntamiento, en la medida de lo posible,  surte  de  este  material  a  la  Jefatura,  y  por  supuesto  a  muchísimos  ciudadanos solidarios, pequeñas empresas y colectivos que donan casi a diario estos elementos para que los policías puedan seguir velando por su seguridad con mayor protección.  [Las sanciones por saltarse el confinamiento superan ya el millar]

Los miembros de la plantilla de la Policía Local patrullan intensamente las calles a fin de garantizar lo establecido en el Real Decreto 463/2020 por el que se declaró el Estado de Alarma, están montando controles de vehículos en todos los turnos de forma intermitente, dispuestos  por la Superioridad del Cuerpo,  organizados  por  los  jefes  de  servicio  y  resto de mandos  y  coordinados  con  la  Comisaría  Local  y  los  miembros  de  la  Policía  Nacional.  Y aunque son muchas las denuncias que se han tramitado por incumplimiento al Real Decreto, y  varios  ya  los  detenidos  por  desobediencia  grave  y  resistencia,  este  sindicato  se  ve  en  la obligación de destacar que los ciudadanos de esta ciudad están demostrando una verdadera conciencia  social  y  humana,  a  penas  se  ve  ya  a  nadie  por  la  calle  más  que  para  adquirir recursos esenciales y poco más, demostrando que cuando es realmente necesario, podemos unirnos  por  el  bien  de  todos  y  luchar  como  uno  contra  desastres  como  el  que  estamos viviendo, dejando atrás esas diferencias que a día de hoy forman parte del recuerdo.

Todos los  días a  las 20:00  horas  recibimos  aplausos  y  elogios  desde  las  ventanas  de  todos  los rincones  de  nuestra  ciudad,  animando  a  nuestras  patrullas  y  agradeciendo  el  servicio prestado, y los agentes dedican un unísono de sirenas que se convierten en una melodía de agradecimiento y aliento a todas esas familias que responsablemente, aguantan en casa para parar y acabar con esta situación. Además  de  agradecer  a  los  ciudadanos  su  compromiso,  responsabilidad  y  su colaboración  contra  este maldito  Coronavirus,  queremos también  dar  las  gracias  por  dejar atrás esa imagen que se tenía del Policía como personaje represivo y figura autoritaria que existía  principalmente  para  multar  y  reconocer  que los  agentes  también  son  humanos, también  tienen  familia,  también  se  contagian  y  mueren,  y  a  pesar  de  todo  ello,  siguen luchando en la calle y exponiéndose por el bien de todos.

Hay que recordar que en El Puerto se han interpuesto ya más de 1.000 sanciones, unas 400 de ellas por parte de Policía Local, ayer domingo otras 18 sanciones más solo por parte de Policía Local, en una gran labor para controlar y sancionar a aquellas personas irresponsables que siguen sin acatar el confinamiento. Todo ello, con una población de unos 90.000 habitantes, que en general está dando ejemplo de civismo y compromiso.

Anuncio