Print Friendly, PDF & Email

Borja Fernández Serrano, chef del restaurante “La Bodeguilla del Bar Jamón”, sito en la calle Misericordia, ha sido el protagonista de una nueva sesión de las Jornadas 'El Puerto, Gastronomía de Altura', cita culinaria que organiza la Concejalía de Participación Ciudadana, que detenta Javier Bello, en el Centro Cívico Augusto Tolón y que continúa haciendo las delicias del alumnado asistente.

Borja Fernández se decantó por la elaboración comentada de tres platos: chocos sobre pan frito (un guiso que califica “de los de toda la vida” y en el que se cocina tanto pescado como verdura), secreto de bellota a la gallega (homenaje a su abuelo, siguiendo la línea del restaurante, muy atenta a las carnes ibéricas de bellota) y una tarta de mantequilla al oloroso y tejas Cien Palacios (tributo, según explica el chef, a su postre preferido, la tarta imperial de Pepe Mesa, añadiéndole toques con productos muy portuenses, cumpliendo así la filosofía del local de elaborar la repostería que sirve). El vino elegido para el maridaje ha procedido de Forlong pues, según detalla, apostó por sus productos desde que los conoció, teniendo en cuenta también su origen portuense y la especialización de la “Bodeguilla” en vinos de la Tierra de Cádiz. En concreto, el fino “La fleur” para los chocos, el tinto “Assemblagle” para el secreto y un blanco fermentado dos años en botas de oloroso, “Amigo imaginario”, como compañero de la tarta.



Nacido en El Puerto hace 35 años, Borja Fernándezes técnico en Cocina y Gastronomía por el IES Juan Lara y realizó el Curso de Cocina Profesional por la Escuela de Hostelería de Sevilla. Miembro de la Asociación de Sumilleres de Cádiz, es también arquitecto técnico por la Universidad de Sevilla, aunque su pasión por los fogones le ha llevado a dedicarse profesionalmente a la hostelería desde 2011.

Participación Ciudadana ha dividido este año las Jornadas 'El Puerto, Gastronomía de Altura' en cinco sesiones, contempladas como cursos independientes, de cuatro horas de duración cada una de ellas,con objeto, explica Javier Bello, de dar cabida a un mayor número de personas, que tienen así la oportunidad de disfrutar de platos relacionados con la cultura gastronómica localcon los chefs más reconocidos del panorama portuense. Bello González refiere que de esta forma se concede protagonismo a la materia prima y a su origen, utilizando productos de temporada, frescos y de proximidad, poniendo en valor la diversidad y riqueza de los alimentos con sello local, tanto marítimos como terrestres, maridándolos con vinos portuenses.

Javier Bello destaca el ameno coloquio que siguió a la degustación de los platos, en los que los treinta asistentes tuvieron la oportunidad de plantear sus dudas y sugerencias.