Print Friendly, PDF & Email

Según ha podido conocer El Puerto Actualidad, un total de 12 agentes de la Policía Local de El Puerto de Santa María han sido suspendidos de empleo y sueldo por 56 días como consecuencia de la conocida "huelga de pantalones", por la que la ciudad estuvo varios meses con buena parte de la plantilla de la Policía Local -afiliados al sindicato UPBLA-, tras haberse quedado todos sin pantalones al mismo tiempo en la Motorada de 2021, como presunta excusa utilizada por el sindicato para reclamar una serie de supuestas mejoras salariales al equipo de Gobierno, entre ellas 3.000 euros más al año por cada agente.




La sanción por falta grave ha sido bien acogida en general por el resto de la plantilla, y supone la pérdida de cerca de 6.000 euros por agente tras abrirles expediente por lo que el Ayuntamiento ha considerado una "huelga encubierta".

Desde el viernes se ha comenzado a notificar las sanciones, y la semana que viene estarán todos los agentes expedientados notificados, a los que se espera se unan más agentes expedientados en los próximos días. A partir de la notificación contarán con 10 días para alegar, y una vez se confirme la sanción será el propio Ayuntamiento quién decida cuándo comenzarán a correr los días de sanción. [Policía Local: La vergüenza de El Puerto]

Uno de los carteles pegados en laJefatura tras conocerse las sanciones.

Por su parte, desde el sindicato UPBLA la sanción ha sentado como un jarro de agua fría, mostrando sus quejas con carteles en la jefatura reclamando "diálogo" y no "castigo" al Ayuntamiento. Precisamente, los mismos agentes que reclaman diálogo son los que usaron cepos para denunciar e inmovilizar los vehículos municipales por no tener supuestamente el seguro en vigor. Algo que posteriormente la propia DGT desmontó quedando archivadas todas las denuncias.

En definitiva, estas sanciones suponen un hito histórico en las administraciones públicas, ya que nunca antes un Ayuntamiento había sancionado una conducta de este calado.