Print Friendly, PDF & Email

El Sindicato Profesional de Policías Municipales de España, en El Puerto (SPPME), ha salido al paso de la denuncia interpuesta ante la Policía Nacional por un agente de la Policía Local que supuestamente habría sido amenazado por dos dirigentes sindicales de la UPLBA, igualmente policías locales, y que presuntamente estarían realizando ‘moving laboral’ a los agentes que no están secundando la presunta huelga encubierta por falta de pantalones reglamentarios.

Actualmente solo está prestando servicio el 20% de los policías locales que no secunda a la UPLBA

El SPPME asegura que el sindicato UPLBA, que actualmente está manteniendo una presunta huelga encubierta en la Jefatura de la Policía Local desde el pasado 30 de abril por no tener pantalones reglamentarios, ha trasladado un borrador al equipo de Gobierno encabezado por el alcalde Germán Beardo demandando mejoras económicas de unos 3.000 euros al año por policía.



Esta reclamación se haría -en opinión del SPPME- sin tener en cuenta los problemas económicos y presupuestarios que realmente se padecen, y quedando en segundo plano otra serie de reivindicaciones históricas pendientes como la mejora de la sala de comunicaciones, uniformes nuevos todos los años o la mejora en el mantenimiento de las instalaciones. Además, también estarían reclamando la reducción de jornadas y horas de trabajo que de aprobarse, “se reduciría en torno al 18%”, según apunta el sindicato.

Agentes de la Policía Local afiliados a la UPLBA protestando a las puertas de la Jefatura, sin los pantalones reglamentarios.

Al mismo tiempo desde la UPLBA -que es el sindicato policial mayoritario- estarían reclamando, según expone el SPPME en un comunicado, el incremento de plantilla respetando la proporción que recomienda la Unión europea de dos policías por cada 1.000 habitantes, “obviando una realidad, que dicha recomendación no se refiere a la Policía Local sino a los cuerpos policiales en general, siendo España uno de los países con más policías de Europa”, recalcan desde el SPPME.

Por otro lado, la UPLBA estaría reclamando también la ampliación del modelo de trabajo de invierno al verano, lo que implica según el SPPME “que los meses de julio y agosto, los sábados y domingos solo existiría el 33% de plantilla menos el 25% de vacaciones”.

Finalmente, en este contexto de tira y afloja entre uno y otro bando, y a la espera de sentarse a negociar y poner realmente las cartas sobre la mesa más allá de la excusa de la falta de pantalones reglamentarios, en estos momentos, estaría trabajando el 20% de la plantilla de agentes, que sí acuden a la Jefatura a prestar servicio debidamente uniformados, y no con pantalones de paisano.

Denuncian “presiones y vejaciones” a los agentes que están acudiendo a trabajar debidamente uniformados

Dichos agentes estarían presuntamente -y siempre según el SPPME- sufriendo “presiones y vejaciones”, e incluso estarían siendo “insultados y coaccionados” por no secundar la presunta huelga encubierta promovida por la UPLBA por falta de pantalones en un enfrentamiento sin tregua con el propio Jefe de la Policía Local al que llegaron a denunciar por fumar puros en la Jefatura, que no les permite patrullar con pantalones de paisano al no estar permitido por el reglamento, siendo de obligado cumplimiento el estar perfectamente uniformados.

Por ello, la supuesta falta de pantalones reglamentarios -en opinión del sindicato- no sería más que una simple excusa para presionar al equipo de Gobierno en busca del verdadero objetivo de la UPBLA que pasaría por una serie de incrementos económicos y otras mejoras, en un “todo por la pasta”, y dejando mientras tanto a la ciudad sin servicio de Policía Local en las calles desde hace ya casi tres semanas y con el asunto en manos de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Cádiz que evaluará si hay indicios de delito en todo este polémico enfrentamiento.

Uniformes entregados a los agentes de la Policía Local de El Puerto años atrás y que siguen sin abrirse, según el SPPME.

Cronología de los polémicos pantalones

Según explicó días atrás el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME) en El Puerto, la cronología de la falta de pantalones reglamentarios comienza en 2017, cuando el gobierno de aquel entonces, PSOE-IU, destinó el dinero de la uniformidad (unos 90.000 euros) a otros asuntos desconocidos.

Posteriormente, en 2018, se les entregó la uniformidad al completo en febrero de dicho año con el presupuesto de 2018. Aunque desde la UPBLA defienden que fue en 2017 la última vez que recibieron los pantalones.

En 2019 no recibieron el uniforme y en 2020 se les entregó toda la uniformidad excepto los pantalones porque el presupuesto no daba para todo y se decidió comprar cazadoras de primera calidad para los agentes con el visto bueno de los sindicatos y comprometiéndose el gobierno local a establecer un sistema de puntos y a sacar un catálogo que permita a los policías sacar las prendas necesarias, entre ellas los pantalones.

Finalmente, en marzo de 2020 se decretó el estado de alarma por la pandemia sin que recibieran uniformidad, y estando pendientes de recibirla este año 2021 en cuanto la Intervención Municipal dé su visto bueno a la partida.

Destacan también desde el SPPME que el certificado técnico de los pantalones garantiza una durabilidad de hasta cinco años, habiendo recibido los agentes cuatro pantalones cada uno en 2018, por lo que hasta 2023 podrían utilizarse sin problema según el fabricante. Aunque desde la UPBLA aseguran que los pantalones han sufrido un desgaste mayor debido a que han sido lavados asiduidad debido a la pandemia de Covid-19.

Por todo ello, entienden desde el SPPME, los agentes podrían perfectamente prestar servicio por el momento con la uniformidad al completo, aunque realmente por convenio a los agentes les corresponde recibir el uniforme completo nuevo cada dos años, cosa que no se ha cumplido.

Anuncio