Print Friendly, PDF & Email

Los miembros de la Policía Local de El Puerto de Santa María que sí están trabajando –debidamente uniformados–, y que no están secundando la presunta huelga encubierta por falta de pantalones iniciada por el sindicato UPLBA, critican los métodos utilizados por el sindicato y reclaman su derecho a trabajar libremente atendiendo a las motivaciones a las que cada persona haya optado.

De esta manera, a través de un comunicado, los agentes aseguran que “nos adherimos al presente documento de forma individual y libre, sin pertenecer a ningún sindicato, opción política, ni otra valoración ideológica, siendo representados unipersonalmente con nuestra adhesión al mismo”.

“Estamos dispuestos a seguir prestando servicio en aras del beneficio de nuestra ciudad”, aseguran

Además, dejan claro que “a pesar de compartir con el resto de los agentes muchas de las reivindicaciones no apoyamos, ni estamos de acuerdo, con los métodos empleados. A nuestro parecer estas vías exceden notablemente a lo que debería ser una negociación normal y coherente entre Ayuntamiento y trabajadores”.



No secundar las acciones de la UPLBA ha supuesto, según explican, “sufrir la incomprensión y constantes presiones por parte de algunos sectores de agentes, así como acciones que, en algunos casos, han rozado la coacción y el mobbing (acoso laboral). Por ello reclamamos nuestro derecho a trabajar libremente atendiendo a las motivaciones (personales, de responsabilidad, de discrepancia, etc.) a las que cada persona haya optado”. [La vergüenza de El Puerto]

No obstante, añaden, “la firma del presente documento no implica renunciar a las muchas y legitimas reivindicaciones y carencias que desde hace muchos años viene padeciendo esta Policía Local, agravada últimamente por los recortes que desde el año 2010 viene sufriendo esta ciudad”.

Y continúan explicando: “Desde aquí es muy importante transmitir a la opinión pública que, aunque no somos la mayoría del colectivo, sí que existe un importante grupo de agentes que estamos dispuestos a seguir prestando servicio en aras del beneficio de nuestra ciudad, por lo que pedimos que no se generalice la crítica ciudadana a todo el colectivo de la Policía Local”.

Además, recuerdan que “desde el principio nuestra opción personal y libre ha sido desarrollar las funciones a las que nos obliga el cargo de Policía Local, a pesar de las muchas carencias y las grandes limitaciones que sufrimos como ya se ha dicho”.

Finalmente, concluyen explicando que “entendemos que una ciudad como la de El Puerto de Santa María, así como su Policía, no puede verse sometida a la imagen lamentable ni al deterioro que se está ofreciendo en los medios de comunicación y redes sociales”.

Hay que recordar que tras esta presunta huelga encubierta, iniciada el pasado 30 de abril tras casualmente quedarse sin pantalones a la vez un grupo de agentes de la UPLBA, oculta tras de sí una reivindicación que va más allá de la falta de uniformidad o mejoras en las instalaciones, siendo el problema de fondo una supuesta petición de subida salarial de 3.000 euros al año.

Anuncio