Print Friendly, PDF & Email

El alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo, informa que tras haber aprobado la liquidación del ejercicio económico del pasado año 2021, cumpliendo así el compromiso adquirido por el equipo de Gobierno, el Pleno ha aprobado este miércoles en sesión extraordinaria varios trámites que conllevarán la cancelación a final de año de la deuda comercial municipal y una muy significativa reducción en la deuda financiera.

Germán Beardo señala que el Pleno ha aprobado para ello dos expedientes de modificación presupuestaria en la modalidad de créditos extraordinarios y suplementos de crédito.

El primero, explica el primer edil, incluye 20 créditos extraordinarios que corresponden a nuevas aplicaciones por presupuesto y 110 suplementos de créditos por un total de 2.695.039,43€. Para que lo entiendan todos los portuenses, esta fórmula permite al Ayuntamiento de El Puerto registrar las cuentas aprobadas el pasado 21 de marzo cuando se aprobó el Plan de Ajuste necesario para la solicitud al Ministerio de Hacienda y Función Pública del importe correspondiente para la cancelación de las obligaciones de pago que se acogieron al Fondo de Financiación de Entidades locales y que ahora se formalizan presupuestaria y contablemente mediante dotación de crédito extraordinario, financiándose con la parte del préstamo equivalente a su importe.



Una operación que había que realizar obligatoriamente en este ejercicio económico, de ahí la urgencia de la convocatoria, ya que no podía demorarse hasta el siguiente ejercicio.

El segundo expediente incluye 19 créditos extraordinarios y 143 suplementos de créditos, cuya cuantía asciende a 68.666.076,97€. El alcalde de El Puerto señala que tras la liquidación del presupuesto del ejercicio 2021 se aprueba un remanente de Tesorería para Gastos Generales que se distribuirá en la cancelación de la deuda comercial y en la reducción de la deuda financiera. 6.788.909,50€ irán destinados para la imputación de OPAS -lo que conocemos como deuda comercial- y 61.877.167,47€ para amortización de deuda de El Ayuntamiento.

Esto se traducirá en el abono a todos los proveedores del Ayuntamiento, con los que se cancela la deuda contraída por los trabajos que han realizado para la Administración hasta el 31 de diciembre de 2021 y, por tanto, se ponen los números rojos en verde en tres años y medio de gestión. Germán Beardo hace hincapié en que la deuda financiera en el año 2019 ascendía a 75 millones de euros y ahora quedará reducida a 12 millones, con el objetivo de cancelarla completamente el próximo año. Igualmente, si en el año 2019 la deuda comercial era de 10 millones quedará cancelada completamente a 31 de diciembre.

Con ello “El Puerto paga a las empresas todas las facturas hasta el 31 de diciembre de 2021 y se plantea el objetivo de cancelar totalmente la deuda financiera en el próximo ejercicio económico. Por lo que el próximo 2023 El Puerto dispondrá de 7 millones de euros más al año para invertir en limpieza, mantenimiento, parques y otras muchas mejoras y proyectos que reviertan directamente en calidad de vida de los ciudadanos y, por supuesto, en mejores servicios municipales”, apuntilla el alcalde. Igualmente se podrá eliminar en 2023 el Plan de Ajuste que se firmó en 2012 y que finalizaba en el 2035. Por tanto, “se consigue rebajar en 12 años la previsión, sin recortar ni Inversión ni crecimiento”.

Por último, señala el primer edil de la ciudad, a partir del próximo año el Gobierno tendrá independencia financiera para poder bajar los impuestos, “tal y como nos comprometimos y que hasta ahora solo hemos podido congelar”.

 

Críticas de PSOE, IU y UP

Según el portavoz del PSOE, Ángel M.ª González, “en el pleno de hoy ha quedado de manifiesto la falta de capacidad y de gestión del gobierno de Germán Beardo, que se permite dejar de gestionar casi 69 M€, tal y como demuestra la liquidación presupuestaria de 2021. Que, por cierto, es la única que ha sido capaz de presentar en los 3 años y medio que lleva en el gobierno”.

Y mientras esto ocurre, añade González “El Puerto está sucio, con graves problemas de seguridad, con muchas necesidades de mantenimiento urbano, con servicios básicos que se caen, con los colectivos sin cobrar o tardando más de 9 meses en pagar a los proveedores”. Por ello, para el PSOE “es una auténtica burla que el alcalde considere esta falta de gestión como un éxito, calificando estos 69 M€ como la muestra más evidente del fraude que supone Germán Beardo”.

También ha sido crítica la banda de IU, en este caso a través de la concejala Matilde Roselló, concejala de Izquierda Unida en el Ayuntamiento, que ha mostrado su repulsa porque el pleno se haya convocado un día antes, con menos de 24 horas de antelación.

“Hay compañeras y compañeros de la corporación que tienen sus trabajos fuera del Ayuntamiento y no podemos organizarnos o pedir permiso para asistir al pleno, y cumplir así con nuestra labor de servicio público, si se nos convoca de un día para otro con menos de 24 horas antelación”, declara Roselló, y añade “es una actuación antidemocrática con la que el alcalde pretende aprobar lo que le interesa dificultando que la oposición esté presente”.

Por su parte, desde Unión Portuense, a través de Javier Botella, aseguran alegrarse de que “por fin Beardo pague a los proveedores, ya que de los 153 millones de euros de superávit el gobierno puede usar 68 millones y los va a usar para pagar deudas, cuando también podría usarse para realizar inversiones o mejora de servicios, por ejemplo”.

Pero de ninguna manera, aseguran, “podemos valorar como positivo que el Ayuntamiento acumule 153 millones de remanente de tesorería, ya que esta cifra se acumula al no pagar previamente a proveedores o no dar servicios a la ciudadanía, no de una buena gestión económica como quiere vender el alcalde. Al contrario, acumular 153 millones es síntoma de una nefasta gestión económica”.