Print Friendly, PDF & Email

La delegada de Juventud, Lola Campos, acudió en la tarde del martes a la clausura del Taller de Musicoterapia dirigido a jóvenes con distintas capacidades.

Campos afirma que “con este taller pretendemos aportar desde la delegación de Juventud, un espacio único para personas jóvenes con capacidades diversas, donde se les ofrece un espacio compartido de creatividad, movimiento, memoria, expresividad, lenguaje, juego, baile, canto y emociones que aporta felicidad y bienestar a todos los participantes”.

Los jóvenes con discapacidad no tienen ofertas de ocio terapéutico en las cuales puedan compartir y disfrutar de la música, descubrir y disfrutar de diversas actividades relacionadas con la misma, por ello, desde Juventud les ofrecemos esta actividad que, además, es gratuita, lo que supone un gran apoyo para sus familias.

La delegada de Juventud ha resaltado que en esta edición que comenzó en febrero y acaba hoy; 25 personas, en dos grupos, han podido beneficiarse de este Taller de Musicoterapia, impartido los martes de 18.00 a 20.30 h en las instalaciones de la Sala de la Juventud.



“La Sala de la Juventud ofrece de este modo la pluralidad necesaria, apoyando la convivencia y aceptación de las diferencias como una posibilidad de mutuo beneficio y madurez social”, ha dicho Campos.

Los talleres han sido impartidos por Alicia Castro Tomaino, musicoterapeuta por la Universidad de Alcalá de Henares de Madrid, profesora de música y coach de la voz, con más de 20 años de experiencia.

Con la Musicoterapia se busca que los jóvenesdiscapacitados, a través de la música, el canto, los instrumentos y la expresión corporal estimulen la memoria, la coordinación, la atención, la expresividad y el lenguaje.

La delegada de Juventud destaca los beneficios que aporta este taller a los jóvenes, ya que, logran una devolución afectiva constante, les gusta las actividades que desarrollan y les aporta felicidad.

Para finalizar, Campos señala que “lo principal de esta acción es que se les transmite a los jóvenes con capacidades diversas que tienen mucho que decir y darles esta posibilidad les refuerza su autoconocimiento”. Asimismo, el acento de esta actividad se pone en que descubran habilidades, en las posibilidades que tienen, todo lo que sí pueden hacer, lo que se traduce en una mejora de su autoestima, que los motiva para seguir trabajando.