Print Friendly, PDF & Email

El concejal de Participación Ciudadana, Javier Bello, ha inaugurado el curso “Cuidando de los cuidadores- Auxiliar de Ayuda a Domicilio”, una iniciativa que el área municipal pone en marcha dentro del Plan Formativo 2022 y que se dirige fundamentalmente a personas cuidadoras de personas dependientes que requieran conocimientos básicos y específicos.

El Plan apuesta un año más por ofrecer recursos que mejoren la empleabilidad e incrementen la formación de los portuenses en distintas materias, señaló a los 30 asistentes que desde el Ayuntamiento se ha vuelto a convocar este curso ante la gran demanda de solicitudes recibidas el pasado año, que desbordaron todas las previsiones.

El edil animó a los alumnos a aprovechar una actividad de carácter gratuito, cuyas 20 horas de duración se extienden durante los días 20, 21, 26, 27 y 28 de abril, en horario de 17.00 a 21.00 horas, destacando que la iniciativa, que acogen las instalaciones del Centro Cívico, constituye una oportunidad excepcional para las personas que se encuentran en búsqueda activa de empleo y para las que quieran adquirir habilidades que les faciliten el cuidado de sus mayores o familiares dependientes.



El curso tiene por objetivo la obtención de los conocimientos necesarios en materia sanitaria, social y de seguridad para ayudar y/o dedicarse profesionalmente al cuidado de las personas dependientes, por lo que se abordan los contenidos teóricos y prácticos para desempeñar con excelencia las labores de atención a personas en situación de dependencia en el ámbito de la atención sociosanitaria, una ocupación con creciente demanda de puestos de trabajo. Los alumnos abordan puntos como la ergonomía, atención y apoyo psicosocial, alimentación saludable, movilización de enfermos, higiene y aseo del dependiente, técnicas de ingesta de alimentos para personas con movilidad reducida y/o encamadas o primeros auxilios.

El edil remarcó que la formación en este ámbito favorece disponer de mejores estrategias de afrontamiento y entender mejor las situaciones, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas que se atienden y, al tiempo, de los propios cuidadores.