Print Friendly, PDF & Email

La concejalía de Obras y Mantenimiento Urbano ha procedido este jueves al asfaltado un tramo de la antigua N-IV a la altura del Parque de Bomberos. Concretamente en los dos carriles en dirección hacia Cádiz entre la glorieta situada junto al Parque de Bomberos y el campo de fútbol de El Juncal, lugar al que se ha desplazado el primer teniente de alcalde y responsable del área de Obras, Curro Martínez. El concejal ha destacado la importancia de esta actuación debido a la alta densidad de tráfico que soporta a diario y al deplorable estado que presenta la calzada con la presencia de numerosos socavones que afectan de lleno a la seguridad vial de sus usuarios con especial incidencia en motoristas y ciclistas.



El asfaltado comenzó a primera hora de la mañana y para minimizar las retenciones de tráfico se trabajó en los carriles de forma alternativa de manera que uno de ellos siempre quede libre.

Curro Martínez ha subrayado que estos trabajos se enmarcan en la línea de actuaciones que está realizando la concejalía para abordar aquellos puntos de la ciudad que requieren de una actuación urgente por la peligrosidad que presentan. “En el caso de la N-IV se ha estimado que este tramo es uno de los que registraba un peor estado y requería de una actuación urgente por el peligro que suponía”, ha declarado anunciando que la idea es actuar en la antigua N-IV por fases que se verán aceleradas una vez que entre en vigor el contrato de mantenimiento urbano este verano. “Tenemos que hacer frente a un abandono de años”, ha destacado Martínez.

A principios de este mismo año, durante el mes de enero, se actuó en otro tramo de la antigua N-IV a la altura de la Avenida de Valdelagrana en una zona que presentaba importantes socavones entre las Glorietas de Las Américas, junto al Centro Comercial Bahía Mar, y la Glorieta de los Salineros.

Anuncio