Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- El sindicato profesional UPLBA, mayoritario en la Policía Local de El Puerto de Santa María, rompe su silencio para hacer balance de lo ocurrido durante el estado de alarma, así como las distintas polémicas suscitadas. Así lo explican a través del siguiente comunicado:


Ahora que termina el estado de alarma y volvemos a una nueva normalidad algo incierta, es el momento elegido por el sindicato mayoritario para dirigirse a la ciudadanía, después de estar en silencio aguantando una situación vergonzante de caos, intercambio de ataques entre gobierno local, oposición y cúpula policial, entretenidos todos en echarse las culpas de una situación insostenible, permitiendo con ello el desgobierno de un estamento tan importante como es el policial, este sindicato desea trasladar sus inquietudes profesionales y su valoración entorno a la polémica suscitada en la Policía Local de esta ciudad.

La mayoría de agentes de  esta plantilla entendió perfectamente la gravedad de lo que se nos había venido encima con la pandemia, han estado dedicándose a realizar sus tareas de la mejor manera posible, quedándose al margen de cualquier escándalo mediático como el que se ha  generado últimamente en el seno de la Policía Local, porque creían con pleno convencimiento que lo más importante era volcarse con los  ciudadanos  portuenses que demandaban seguridad, información y cierta complicidad con sus miedos e incertidumbres.

Mientras que la plantilla trabajaba día a día en las calles ante una de las mayores catástrofes socio-sanitarias ocurrida en muchas décadas, nuestro Jefe estaba inmerso en luchas de ideología y  pensamientos  reivindicando en redes sociales el derecho a la libertad de expresión.

De la misma manera quien se autoproclamaba segundo Jefe, solo por  el derecho que otorga la antigüedad y no el conocimiento, se dedicaba  desde su casa a  arengar a la plantilla con frases como, “TOLERANCIA CERO” con el ciudadano, insistiendo continuamente en la necesidad de levantar cuantas más actas/denuncias  mejor, como única herramienta para  mantener el orden.

Nunca recibió la plantilla directrices claras de actuación. En los primeros momentos del estado de alarma actuamos bajo el criterio que cada  uno entendía mejor para realizar las líneas  dadas por el Gobierno Nacional a través de los Decretos publicados en el B.O.E.

Nuestro sindicato se ha mantenido al margen de toda posible reivindicación en estos meses, solo se ha dedicado a solicitar a los responsables políticos  hasta la saciedad material sanitario suficiente de autoprotección de los agentes para desarrollar sus labores con la máxima  seguridad posible.

Material que en algunos momentos era escaso, faltaba o simplemente estaba bajo llave sin nadie que repartirlo, fiel imagen del descontrol organizativo existente en la cúpula policial.

A todo el esperpento que genera la polémica publicada en los medios de comunicación, se une en los últimos días, la falta de Jefatura originada por la baja médica de los tres primeros responsables, situación que  hace insostenible el buen funcionamiento de esta Policía. Por si no fuese poco  se une el cuarto en el orden jerárquico, un Subinspector el cual después de muchos años sin aportar nada y estar perdido por Jefatura haciendo el mismo trabajo  que sus subordinados inmediatos,  decide mandar un escrito para no hacerse cargo de la Jefatura accidental argumentando motivos familiares, ni en los peores momentos ha querido aportar nada.

Parece que se ha lanzado la consigna de “sálvese quien pueda”, nadie quiere asumir sus responsabilidades, mientras la Jefatura se sustenta de la mejor manera  con la Escala Básica,  con los agentes que intentan desvincularse de la polémica y con los oficiales  que sin recibir directrices de arriba van asumiendo responsabilidades de superior categoría desde hace años, sin que ni los políticos ni la  propia Jefatura  haya  reconocido nunca el  importante  trabajo que llevan a cabo.

Lo ocurrido en esta última época en el seno de la Policía Local es el colofón de lo que este sindicato viene  informando  y reclamando durante muchos años a los distintos políticos que han pasado por el Ayuntamiento. Todos los políticos con relación directa en la Policía Local, tanto los que ahora ostentan el poder como los que estuvieron gobernando antes que éstos, conocían  la situación crítica en la que encontraba la Policía Local, con una Jefatura obsoleta, falta de criterios de modernización y anclada en épocas pasadas.

La jubilación de gran parte de la plantilla hará que en vuelta de cuatro años la Policía necesite de una total regeneración, desapareciendo la escala Técnica  en la que no quedará ningún mando, la Escala Ejecutiva que se quedará con solo un Subinspector, la Escala Básica que quedará vacía sin ningún Oficial y tan solo con el 50% de la plantilla de agentes en activo.

En la actualidad ya existe una gran merma de policías debido a la jubilación  paulatina y a la falta de creación de nuevas plazas, pasando ya más de diez años desde la última incorporación de nuevos  agentes a la plantilla.

Esta falta de recursos humanos unida a una infraestructura jerárquica desmoronada, hace que sea  casi imposible poder ofrecer un servicio de calidad a la ciudadanía, ocurriendo más bien todo lo contrario, teniendo la ciudad turística de El Puerto de Santa María un servicio policial totalmente deficitario.

Por todo ello volvemos a reclamar la atención de los políticos para que tomen los problemas de la policía como algo prioritario, los que ahora gobiernan para intentar solucionarlo y los que están en la  oposición  para ayudar en la reconstrucción, no viendo en lo  que está ocurriendo una oportunidad política de acoso al gobernante,  abandonando con ello lo principal que no es otra cosa que construir entre todos una nueva y regenerada plantilla que modernice este servicio.

Por último el sindicato UPLBA que representa a un gran número de policías  de este Ayuntamiento, quiere agradecer el comportamiento ejemplar llevado por la gran mayoría de  ciudadanos durante el estado de alarma, siendo una población solidaria  y responsable con todo lo ocurrido ha facilitado bastante  la labor encomendada a los agentes.

A la vez pedir disculpas por la imagen que estamos trasladando en los medios de comunicación que por otra parte  no hacen más que descubrir las vergüenzas tapadas  durante años.  

Anuncio