Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- La Plaza del Castillo de San Marcos acogió el pasado lunes 30 de diciembre, entre las 17:30 y las 21:00 horas, el evento “Recibe la Navidad con Baby Radio”, con gran participación de público y con actividades de todo tipo para el disfrute de pequeños y mayores.

Como estaba anunciado, la fiesta ideada por el teniente de alcalde de Fiestas, David Calleja, -con la colaboración de Juventud, con Lola Campos- contó con la presencia de las tres Reinas que partieron desde el Palacio de Araníbar llenando de ilusión a niños y niñas que aguardaban su llegada al ritmo de música, animación y bailes.


Un nuevo gran acierto de Calleja importando la idea de las tres Reinas para El Puerto

El de las Reinas fue, sin duda, el momento más mágico de la tarde, anunciando la próxima llegada de los Reyes Magos con la misma ilusión que los más pequeños desprendían atendiendo cada gesto y palabra de la Reina de Oriente (Esther García), la Reina de Occidente (Olga Vaca) y la Reina de Las Nieves (Diana Andrades). Las tres espléndidas y elegantes, en un nuevo gran acierto de Calleja importando la idea de las tres Reinas para El Puerto de Santa María. Una idea algo criticada -por desconocimiento- cuando fue anunciada hace semanas, pero que una vez visto el resultado hace preguntarse a uno por qué a nadie se le ocurrió antes.

Además, el evento contó con talleres, zona de atracciones, gymkana navideña, zona game, actuaciones musicales Baby Radio, así como reparto de balones y de 250 raciones de churros con chocolate y un pequeño cotillón formado por 1.500 gomiuvas y 1.500 bolsas de cotillón. 

En definitiva, todo un éxito de público y de organización, en una gran iniciativa infantil nunca antes vista en la historia  navideña de El Puerto de Santa María. Sumándose así a otros exitosos eventos que han gustado mucho este año como el Pasacalles de Papá Noel y el de la Reina de las Nieves o la Cabalgata solidaria del Gran Visir, entre otros muchos eventos como el Belén Viviente o la pista de patinaje sobre hielo. En definitiva, unas navidades para no parar en casa.