Print Friendly, PDF & Email

El alcalde Germán Beardo anuncia que el Ayuntamiento de El Puerto acaba de adjudicar la construcción del Paseo Fluvial en la margen derecha para recuperar el río Guadalete, otorgándole un nuevo futuro e integrándolo como parte esencial de la ciudad, que dejará definitivamente de darle la espalda para llenarlo de vida y actividad.

Innovia Coptalia S.A.U. Y DI2 Portuense S.L. en UTE son las empresas que realizarán las obras del Paseo Fluvial, con una rebaja del precio de licitación, de 3.599.878 euros a 3.526.080,54 euros. Igualmente, han presentado distintas mejoras que revertirán tantoen las zonas verdes como en las calidades del pavimento que incorpora propiedades fotocatalíticas al pavimento drenante, así como ampliación del plazo de garantía que se extenderá a 36 meses por encima de los 12 establecidos como obligatorios, entre otros beneficios.

Las obras del Paseo Fluvial tendrán un plazo aproximado de 48 semanas y la empresa Arquitectura Ciudad y Territorio Andaluz S.L.P. y Técnicas Gades S.L., que se encargó de la redacción del proyecto básico y de ejecución, será la responsable de la dirección de la obra.

Germán Beardo explica que es un proyecto fundamental para El Puerto, que favorecerá la integración de esta zona en el casco histórico de la ciudad, integrando el río como nuevo ensanche del centro, recuperando su valor histórico y poniendo en valía sus recursos naturales. “Un centro que está inmerso en una rehabilitación sin precedentes para llenarse de vida y actividad y que está arreglando su entrada de Pozos Dulces, cuyas obras avanzan a un ritmo excelente y que será sede de los Juzgados que se trasladarán desde el polígono al casco urbano”, apuntilla el edil.



Germán Beardo recuerda que el Paseo Fluvial se enmarca dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, que será cofinanciada mediante el programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020 (EDUSI) promovida por el Ayuntamiento, con la que se peatonaliza la margen derecha del río Guadalete con objeto de mejorar el aprovechamiento de las zonas verdes, las dotaciones y en general los recursos naturales del río; creando nuevas áreas medioambientalmente sostenibles como puntos de atracción social, y potenciando el desarrollo de las actividades turísticas, deportivas y de ocio.

Además, con esta intervención se potenciarán los espacios ribereños como espacios de disfrute, tanto para la población del municipio como para sus visitantes. De esta forma se logra la integración del río en la trama urbana de la ciudad rompiendo su tradicional barrera, construyendo un Puerto que mira a su río, poniéndolo en valor y convirtiéndolo en un eje vital de El Puerto, igual que muchas ciudades europeas y grandes capitales de España.

El Paseo Fluvial, con 1.705 metros, recorrerá la margen derecha del río creando un paseo que comprenderá hasta diez ámbitos de actuación diferentes, para una superficie total de unos 16.500 metros cuadrados; poniendo en valor esta zona de la ciudad que pasa a formar parte del casco urbano convirtiendo al río en el nuevo eje urbano, turístico, cultural, social, familiar y comercial de la ciudad.

El proyecto.

El Paseo Fluvial nace para devolver la riqueza y el pasado histórico a la ciudad, emergiendo como un espacio interpretativo que permita a los portuenses y a los visitantes conocer y valorar nuestros orígenes y valores más intrínsecos, como la industria naval tradicional, o la bodeguera, mediante la interacción con su arquitectura predominante, puntos de información y observación y recorridos guiados.

Así, seis paseos y plazas, denominados Decimonónico, de la Bajamar, del Puerto de las Américas, del Campo de Guía, Carpinteros de la Ribera y del río Cetes conformarán estos nuevos espacios interpretativos, que acogerán también escenarios públicos destinados a eventos y espectáculos sociales y culturales y nuevas zonas verdes, paisajísticas, de esparcimiento, deportivas y recreativas.

El río Guadalete de El Puerto de Santa María, explica el alcalde, Germán Beardo, se convertirá muy pronto en eje central de la ciudad, además integrando ambas márgenes en el casco urbano con la puesta en valor de la margen izquierda por parte de Autoridad Portuaria, construyendo así una ciudad "sostenible, amable, moderna, cómoda, verde y de referencia tanto para el portuense como el visitante".