Print Friendly, PDF & Email

La Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento (Aeopas) ha solicitado un plan de choque para evitar los cortes en Andalucía y ha pedido el impulso de la gestión pública a través de sistemas supramunicipales "eficaces y transparentes".

Aeopas ha señalado a través de un comunicado que la mayoría de los municipios que han sufrido cortes a lo largo de este verano son pueblos menores de 20.000 habitantes que gestionan el agua de forma aislada o esperan inversiones para estar conectados a grandes sistemas.

En esta línea, ha pedido invertir en la reducción de pérdidas en la red, especialmente en los municipios menores de 20.000 habitantes con un plan de choque que financie el cien por cien de estas actuaciones. "Las ciudades intermedias y los pequeños municipios necesitan que la Junta invierta en las fugas", ha apostillado.

 

Asimismo, la Aeopas ha exigido que se lleven a cabo acciones de protección de los acuíferos para detener la contaminación y la sobreexplotación, así como realizas interconexiones entre las infraestructuras existentes para hacer una distribución "más adecuada" de los recursos hídricos.

Entre las medidas solicitadas, la Asociación ha urgido a elaborar planes de sequía en todos los municipios y no sólo en los de más de 10.000 habitantes, tal y como señala la actual Ley de Aguas de Andalucía, puesto que "la sequía afecta por igual o más a este tipo de núcleos".

Finalmente, la Aeopas ha pedido cumplir y acelerar las medidas contempladas en los diferentes convenios que las Administraciones Públicas tienen en materia hídrica que, de haberse ejecutado, hubieran solucionado muchos de los problemas que se otean en la actualidad.

MUNICIPIOS AFECTADOS

Desde la Asociación de Operadores de Abastecimiento ha detallado que uno de los pueblos que han sufrido las restricciones de agua desde inicios de verano es Arroyo del Ojanco, en Jaén, donde el corte se da entre las 12,00 y las 6,00 horas, afectando a 2.300 vecinos debido a que el embalse del Guadalmena que los abastece está al 22% de su capacidad.

Además, en la sierra de Huelva el suministro de agua permanece cortado siete horas al día en 14 poblaciones con un censo de unas 12.000 personas que se multiplica durante el verano. La Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva, de quien depende la empresa pública de abastecimiento, Giahsa, ha pedido al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, que haga obras de emergencia con cargo al canon del agua que pagan los usuarios en el recibo para sufragar ese tipo de gastos.

"Esa petición contrasta con la decisión de Moreno de suspender al menos durante un año ese impuesto para ayudar a las economías familiares frente a la alta inflación", han recalcado desde Aeopas, subrayando que esta decisión ha sido tildada como "populista" por Ecologistas en acción ya que "apenas supondría un ahorro máximo de 40 euros al año en las familias andaluzas y la eliminación de un instrumento de inversión necesario en esta época de crisis hídrica".

En Málaga, el embalse de la Viñuela, que es la principal reservorio de agua para consumo humano de muchos de los municipios de la Axarquía, con una "importante" demanda para su uso en regadíos de la comarca, contiene solo 22,6 hectómetros cúbicos, el once por ciento de su capacidad total. Por ello, desde hace semanas a empresa pública Aguas y Saneamiento de la Axarquía (Axaragua) ha pedido a sus ayuntamientos mancomunados planes de ahorro de agua para reducir un 20% el consumo humano.

La Asociación ha señalado que "las 5000 hectáreas autorizadas en el Plan Guaro del año 1989 en la actualidad puede considerarse que se han duplicado".

Respecto a Córdoba, es la provincia con los peores porcentajes agua embalsada de toda Andalucía (al 18%). En la provincia cordobesa destaca la preocupante situación de las localidades del norte que ya reciben desde el viernes 15 de julio un 10% menos de agua en sus depósitos municipales para hacer frente a la situación de sequía del embalse del que se abastecen, Sierra Boyera, que cuenta con apenas un 15% de su capacidad.

Estas restricciones de agua se aplican a los municipios dependientes del sistema de Sierra Boyera, pendientes de la ejecución anunciada por las administraciones --Gobierno, Junta y Diputación Provincial-- del proyecto de conexión para llevar agua desde el embalse de La Colada al de Sierra Boyera.

En la provincia de Sevilla existen problemas de suministro en El Castillo de las Guardas, Casariche, Aguadulce-Pedrera, El Real de la Jara, Coripe y Guadalcanal. La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha declarado, en plena ola de calor, que el agua de los grifos no es apta para el consumo humano en el municipio sevillano de Guadalcanal, tras confirmarse niveles superiores a los límites normativos permitidos en los parámetros de turbidez y color, según ha apuntado Aeopas.

Para paliar esta grave situación la Diputación de Sevilla ha impulsado un programa de obras de emergencia frente a la sequía dotado con 15.484.806,17 de euros.

"El caso de Sevilla es paradigmático en ese sentido", ha añadido la Asociación de Operadores Públicos de Abastencimiento y Saneamiento, recalcando que "existen obras conveniadas que hubieran hecho innecesario las obras de emergencia programadas y las nuevas que se tendrán que realizar si no llueve este otoño".