Print Friendly, PDF & Email

El alcalde de El Puerto, Germán Beardo, explica que este viernes la empresa adjudicataria de las obras de restitución y ordenación de la cubierta de Pozos Dulces ha firmado el contrato para acometer el proyecto que pondrá solución definitiva a esta entrada de la ciudad, poniendo fin a un problema que El Puerto lleva arrastrando más de siete años perjudicando a residentes, vecinos, hosteleros, comerciantes y empresarios de la zona y a los portuenses en general.

Germán Beardo recuerda que fue Firmes y Carreteras la empresa ganadora del concurso que licitaba la contratación, a la que se presentaron otras cinco empresas.

El tiempo estimado de la obra será de seis meses aproximadamente. En los próximos días comenzarán el replanteo con la previsión de iniciar los trabajos cuanto antes.

La obra se ejecuta con cargo al aval incautado de la licencia del proyecto inacabado que tras siete años de empantanamiento y bloqueo ahora tendrá solución, sin coste alguno para los portuenses ni El Puerto.

El primer edil de la ciudad destaca que el proyecto, redactado por Urbanismo, construye un nuevo acceso, con aceras más anchas, más carriles bici, zonas verdes, mejor conexión con el Paseo Amable del Río, menor impacto, más adaptación y más zonas verdes donde se habilitan plazas de aparcamiento completamente gratuitas, más accesibilidad; que recuperan la entrada de la ciudad solucionando de una vez por todas la lamentable imagen de una de las vías principales de llegada a El Puerto.



Construye una entrada digna al casco histórico por el Río; que se complementará perfectamente con la construcción del Paseo Fluvial que pone en valor al Guadalete y la margen derecha y por supuesto con otros proyectos importantes como la renovación de todo el parque infantil del Calderón, que sumados contribuirán a transformar toda esta zona de la Ciudad de los Cien Palacios que es la puerta de entrada al centro, que también está en la senda de recuperación y rehabilitación para llenarse de vida y actividad, generando nuevas oportunidades y una mejor calidad de vida para portuenses y visitantes.

Obras en Pozos Dulces en mayo de 2020. / EA

Desde el día que el equipo de Gobierno de Germán Beardo asumió la alcaldía de El Puerto, solucionar Pozos Dulces ha sido máxima prioridad y desde ese mismo día no se ha parado ni un instante, primero concediendo las sucesivas licencias solicitadas por la promotora y finalmente, cuando la última caducó sin que la obra hubiera avanzado, el pasado 5 de agosto de 2021 tal y como marca la Ley, realizando todos los trámites necesarios para incautar el aval depositado como garantía y poder así recuperar esta entrada esencial de El Puerto, que gracias a esta operación no supondrá un coste añadido a las arcas municipales.

Germán Beardo también recuerda a todos los portuenses que la incautación del aval es un procedimiento legal tras los incumplimientos reiterados de la promotora que no ha terminado el proyecto. Recordando también que dentro del procedimiento se ofreció al promotor la posibilidad de ejecutar la obra de la superficie, pero la promotora no presentó carta de compromiso, sino que presentó alegaciones que fueron desestimadas. Una vez incautado el aval se tuvo que realizar una modificación de crédito para que el dinero fuera incorporado al presupuesto municipal, permitiendo así realizar la operación contable necesaria para poder llevar a cabo la contratación de las obras y para poder sufragar la reurbanización de Pozos Dulces. Trámite que tuvo que ser aprobado además por Pleno.

El primer edil de la ciudad consciente de que el proceso ha sido lento y farragoso, difícil de entender para cualquier ciudadano, quiere dejar claro también que “este Gobierno ha actuado cuando podía hacerlo y de la forma legal en que podía hacerlo” y lo ha demostrado con hechos, hoy formalizando el contrato que desenredará este problema urbano, de movilidad y de imagen de la ciudad, “convencido de que tanto daño no quedará impune”.