Print Friendly, PDF & Email

En la noche del pasado lunes al martes, a la 01:20 horas, mientras agentes de la Policía Local de El Puerto realizaban funciones de vigilancia en un coche camuflado, observaron como un vehículo entró en la barriada de Los Milagros por la avenida de Sanlúcar, y al ver a un patrullero de la Policía Nacional -que se encontraba registrando un vehículo particular- realizó un cambio brusco de sentido de 180 grados, atravesando de forma perpendicular los cuatro carriles de la avenida de Sanlúcar para entrar en la calle de la Santísima Trinidad.

Acto seguido, los agentes procedieron a dar el alto al vehículo empleando señales acústicas y luminosas sin que el conductor se detuviera, sino que se dio a la fuga aumentando su velocidad por la calle Racimo girando hacia Espíritu Santo, no obedeciendo tampoco las señales de entrada prohibida que hay hasta la calle Cielos, donde intentó girar perdiendo finalmente el control del vehículo debido a la gran velocidad que llevaba.



Con el coche bloqueado, el conductor salió del coche a la carrera, siendo interceptado finalmente por uno de los agentes que también se bajó del vehículo policial y pudo reducirlo tras un forcejeo que acabó con el policía y el conductor huido en el suelo.

Una vez controlada la situación se procedió a inspeccionar el vehículo, donde se encontró a otra persona en el asiento del copiloto, un hombre de 32 años natural de Jerez, así como una roca de cocaína de 1 gramo aproximadamente.

El conductor detenido, natural de Cádiz y de 41 años, no contaba con permiso de conducción, siendo acusado por dos delitos contra la Seguridad Vial, un delito de resistencia y otro de desobediencia grave.

Finalmente, la grúa municipal procedió a retirar el vehículo y llevarlo al depósito.