Print Friendly, PDF & Email

Javier Bello (Tribuna libre).- El 2 de diciembre de 2021 quedará escrito en la historia de nuestra ciudad como el día en que la Real, Pontificia, Muy Antigua e Ilustre Archicofradía y Esclavitud de Nuestra Señora de los Milagros Coronada, Patrona y Titular de la Muy Noble y Leal Ciudad de El Gran Puerto de Santa María fue condecorada con la Medalla de Oro de la Ciudad.

Fue en 2016 cuando desde el Partido Popular se propuso esta distinción como culmen a la conmemoración del centenario de su coronación canónica, insistiendo en que sería el colofón perfecto para un año en el que la ciudad celebraba que su Patrona y Alcaldesa Perpetua cumplía 100 años como Virgen Coronada.



Aún recuerdo la solemne apertura con la presentación del cartel que anunciaba un momento histórico, las distintas exposiciones organizadas como la colección de casullas y albas, la de orfebrería o la de ropa de la Virgen de los Milagros y el Niño Jesús; el fervor vivido en el pregón conmemorativo del centenario, el Solemne Pontifical presidido por el Excmo. Rvdmo. Sr. D José Mazuelos, obispo de Asidonia Jerez, en la Plaza de España o la salida procesional en la que El Puerto se lanzó a las calles para acompañar a la Virgen de los Milagros, que bendecía la ciudad 100 años después de haber sido coronada.

La entrega de la Medalla de Oro hubiera sido el mejor remate a un hito de esa dimensión, sin embargo se quedó en un conato frustrado por distintos intereses políticos del por entonces Gobierno de la ciudad.

Pero desde el Grupo Popular siempre tuvimos muy claro que en el momento que recuperáramos el Gobierno de El Puerto sería una prioridad, porque todos los que hemos nacido o vivido en la Ciudad de los Cien Palacios, corazón de la Bahía, sabemos la importancia que ha tenido y seguirá teniendo siempre la Virgen de los Milagros.

Entrega de la medalla.

Los que sentimos El Puerto tenemos en nuestro ADN el amor hacia la Virgen de los Milagros desde bien pequeños, porque como manda la tradición siendo niños se nos pasa bajo su manto protector, marcándonos con esa huella que imprime respeto y orgullo sin condiciones, a la que nos encomendamos para salir adelante, a la que rogamos que interceda por nosotros y a la que rendimos culto porque es representación de la madre de Dios.

La Virgen a la que le escribió las cantigas el Rey Alfonso X El Sabio no da la espalda nunca, por eso es Alcaldesa Perpetua de El Puerto y preside nuevamente desde llegada del PP  a la alcaldía el Salón de Plenos del Ayuntamiento, dando la bienvenida a todos los portuenses y ocupando un lugar de privilegio que nadie debería haber osado arrebatar.

Patrona y Alcaldesa Perpetua que recibe culto en la Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros y cuya devoción está indisolublemente ligada al monarca Alfonso X El Sabio, quien reconquistó la alquería Alcanate en 1264 para incorporarla a los territorios cristianos y a la que dedicó las “Cantigas a Nuestra Señora” para narrar y dejar constancia de sus innumerables milagros. Historia que también imprime el escudo de nuestra ciudad recordando la aparición de la Virgen al Rey Sabio sobre las almenas del Castillo de San Marcos confiándole la conquista de Alcanate, origen de nuestra historia como pueblo portuense.  

En 1916 El Puerto vivió un hecho histórico: la coronación canónica por Breve del Papa Benedicto XV, convirtiéndose así en la segunda imagen coronada en la Archidiócesis de Sevilla y la primera de la provincia de Cádiz. El 13 de Abril de 1966, y ante la proximidad del 50 aniversario de esta efeméride, se abre el expediente para la concesión del título de Alcaldesa Honoraria a Nuestra Señora de los Milagros, siendo la Hermandad del Rocío la proponente junto a la Hermandad de la Flagelación. Ya en 2013 la Iglesia Mayor Prioral fue erigida santuario diocesano mariano y en 2015 Basílica Menor Nuestra Señora de los Milagros.

La Virgen lleva el nombre de El Puerto de Santa María por gala, siendo madre protectora de todos los portuenses en todo momento y mucho más en los delicados como los últimos vividos por la pandemia. Cada 8 de septiembre nos hace sentir con orgullo ser portuenses y el próximo 8 de diciembre, Solemnidad de la Inmaculada Concepción, nos volverá a guiar con su paso en un recorrido procesional extraordinario portando la medalla de oro de su ciudad tras el recogimiento en el templo durante estos dos últimos años.

Es la Virgen de la alfombra de sal, de los Gozos, de los mástiles y banderas de España en la Plaza de la Iglesia, la que da nombre a muchas mujeres de El Puerto, la que nos acompaña desde pequeños, la que nadie se quiere perder cada 8 de septiembre, la de la ofrenda de flores, la Virgen morena, la que cada año recoge alimentos para los más necesitados, la que preside la Basílica Menor, la Virgen de los Milagros, la madre de Dios y de todos los portuenses.

Gracias de corazón a la Archicofradía y Esclavitud por custodiarla con devoción absoluta e inigualable, por la labor que realizáis día tras día con nuestra patrona y alcaldesa perpetua, valorando, cuidando y engrandeciendo su valor patrimonial y su arraigo a la ciudad.  “Pues por Divina Patrona, te venera esta ciudad. Dulce Madre de Milagros, ten de tus hijos piedad”.