Print Friendly, PDF & Email

La vicesecretaria de Hacienda del Partido Popular de El Puerto, Blanca Merino, agradece “muchísimo la voluntariedad de Javier Botella en aportar ideas para acabar el aparcamiento de Pozos Dulces, pero ruega que no se den falsas esperanzas, confundiendo a la opinión pública, en un asunto tan complicado a sabiendas de que lo propuesto por el portavoz de Unión Portuense es rotundamente inviable”.

Hecho que señala Merino “resulta extraño teniendo en cuenta que Javier Botella fue concejal de Economía en el anterior mandato y por tanto debería conocer cuál es el funcionamiento de las distintas partidas económicas y su forma de utilización”.



Javier Botella propone que el Ayuntamiento utilice el superávit de 25 millones para finalizar el aparcamiento de Pozos Dulces, “cuando sabe perfectamente que los ejercicios económicos se liquidan año a año y el remanente se incorpora a amortizaciones y Opas del ejercicio inmediatamente anterior”, señala Merino.

Por tanto, continúa explicando Merino, “a pesar de la cantidad que indica el portavoz de Unión Portuense el superávit del año 2019 ya ha sido utilizado en amortizar deuda y no es rescatable. De ahí que en el mejor de los escenarios sólo podríamos hipotéticamente contar con el superávit del 2020. Pero tampoco es posible porque las empresas públicas no pueden aumentar capital por la Ley de Racionalización, que además impide también realizar inversiones siempre que se supere el periodo medio de pago. Ley que tiene más de 7 años y que sorprende mucho que Jabier Botella desconozca”.

Es más, añade, “suponiendo que el superávit se pudiera destinar a Inversiones una vez cumplidos todos los requisitos establecidos en la legislación vigente que impone la Disposición 6ª de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, sólo podría destinarse  a inversiones financieramente sostenibles, es decir, que no impliquen gastos de mantenimiento en el futuro”.

Máxima cautela

En este contexto, desde el Partido Popular se ruega “máxima cautela ante este tipo de propaganda política sin sentido que se ha presentado a bombo y platillo en redes y de la que se han hecho eco los medios locales para lucimiento propio, ya que como se demuestra es una propuesta totalmente descabellada”.

Aunque es cierto, explica Blanca Merino, que “la búsqueda de una solución para Pozos Dulces es prioridad absoluta, no se puede olvidar cómo se ha llegado hasta la situación actual. Javier Botella fue teniente de alcalde en el anterior mandato de izquierdas junto al socialista David de la Encina, que desde el principio en complacencia con IU frustraron este proyecto con Fondos Europeos, buscando complicidad con engaños a la ciudadanía tras las pancartas no a los parkings en el año 2015, cuyas consecuencias como todos sabemos siete años después son incalculables para los vecinos y negocios de la zona en particular y para El Puerto en general”.

Presentación del pacto programa del tripartito PSOE, Levantemos e IU en 2015 tras ganar las elecciones, y que incluía el no al parking, con Javier Botella en Levantemos.

El PP de El Puerto recuerda a Botella que “no debería haber olvidado que él estuvo tras esa pancarta y que ganó las elecciones argumentando que los aparcamientos de la Plaza de Toros y de Pozos Dulces no se iban a ejecutar.  “Fue el Partido Socialista el que consumó alianza con Levantemos El Puerto (marca con la que se presentó Podemos) e Izquierda Unida convenciendo a todos de que ese dinero se podía destinar a otra causa, cuando sabían perfectamente que era una financiación externa de la Unión Europea y sólo podía tener ese uso”.

Continúan los populares: “Ese ha sido el detonante de un proyecto que ahora todos queremos resolver porque es una de las mayores urgencias de la ciudad, pero cuyos comienzos son esenciales para entender en qué punto nos encontramos consecuencia de las decisiones del anterior ejecutivo local que enterró en la Plaza de Toros o mejor dicho en su entorno más de dos millones de euros que ahora hay que compensar y que siguen allí enterrados y que se vio obligado a pesar de su negación a continuar con la obra de ejecución de Pozos Dulces por imposición de la Junta de Andalucía que avalaba el proyecto”.

Así, entienden desde el PP que “Javier Botella también ha obviado comentar que la ruptura del tripartito de izquierdas (PSOE, IU y Levantemos) fue justo por ese motivo, donde Levantemos fue la única formación que tuvo dignidad suficiente como para abandonar el gobierno tras haber prometido a la ciudadanía que el parking no se iba a hacer”.

Por último, desde el Partido Popular aseguran que no tienen ningún interés en remover el pasado “sino en buscar soluciones”, y que “será el 5 de agosto cuando concluya el plazo de la licencia y será ahí, cumpliendo la ley y los plazos, cuando el Ayuntamiento actúe”.

Anuncio