Print Friendly, PDF & Email

El Defensor del Pueblo Andaluz ha comunicado a Ecologistas en Acción que ha requerido por dos veces al Ayuntamiento de El Puerto que le informe de las actuaciones que ha adoptado para sancionar el vertido de miles de toneladas de escombros en la finca del Rancho Linares, sin que el Ayuntamiento haya respondido a ninguno de los dos requerimientos.

Ecologistas en Acción denunció en mayo de 2020 al Ayuntamiento el vertido de unas 13.000 toneladas de escombros en el bosque del Rancho Linares, procedentes de la demolición de la Residencia del Tiempo Libre de Cádiz. El Área de Medio Ambiente se inhibió y Urbanismo le impuso a la empresa DAYTA una multa de 674 euros por carecer de licencia de obras. “En ningún momento se le ha exigido a la empresa la retirada de los escombros y la restauración de la zona a su estado original, que es obligación legal”, recuerdan.



Ecologistas en Acción reiteró la denuncia en diciembre de 2020 dirigiendo al alcalde, Germán Beardo, un informe en el que se detallaban las irregularidades detectadas en la actuación de las áreas de Medio Ambiente y de Urbanismo. “No tuvimos contestación, por lo que Beardo se ha convertido en cómplice de las irregularidades cometidas”, advierten.

Los ecologistas remitieron el pasado mes de enero una queja al Defensor del Pueblo Andaluz, que de momento no ha obtenido ninguna explicación por parte municipal. “Beardo tiene que dar la cara y explicar por qué no responde a las denuncias de Ecologistas en Acción, ni a los requerimientos del Defensor del Pueblo. Debería recordar los numerosos procedimientos judiciales incoados, algunos con sentencias condenatorias firmes, a un predecesor suyo y a varios concejales por prevaricación por omisión, o sea, por no actuar ante ilegalidades denunciadas”, advierten.

Anuncio