Print Friendly, PDF & Email

Eran las nueve de la mañana cuando las puertas de la Basílica se abrían para mostrar el rostro de Dios agonizante que mira y reza al cielo en el huerto de Getsemaní. La jornada estuvo plagada de diferentes actos que llenaron el corazón de los diferentes hermanos de la cofradía del Miércoles Santo. La misa matinal abría la jornada, posteriormente se sucedieron diversas ofrendas, por parte del grupo joven y resto de hermandades, meditaciones y para concluir un hermoso Vía Crucis repleto de un enorme recogimiento que cerraba un miércoles con la mirada puesta en la Esperanza.

El fuerte viento de levante deslució un día más una jornada muy desagradable en torno a las condiciones climáticas. No obstante, multitud de fieles y feligreses, además de los hermanos de la cofradía,  cubrieron un día más una jornada llena de visitas a la Basílica portuense.



La Humildad y sus efemérides

En el año 1916 la hermandad retoma la veneración de sus imágenes tras años de paralización, siendo al año siguiente cuando vuelve a procesionar con los cuatro pasos con los que contaba. En ese año también desfilaba una sección de romanos. Debido a las dificultades económicas de las hermandades que procesionaban enla época, la mayoría no pudieron procesionar, y en concreto la humildad sufrió un parón entre 1918 y 1925 año en el que retoma su salida a las calles portuenses.

Al año siguiente, la hermandad disuelve la Sociedad de Socorros, ente que facilitaba asistencia a los hermanos dándose la curiosidad de ser la única entidad que se mantenía viva entre las hermandades portuenses. En 1927 ante el estado lamentable en que se encontraba la capilla de la Aurora, la hermandad se ve en la obligación de alojar a sus Titulares en la Basílica, concretamente en la capilla de Benavides, actual sede de la hermandad del Huerto.

En 1932 se vive una situación similar a la de estos días. Las hermandades montan sus pasos en el interior de los templos para su veneración, sin salidas procesionales a la calle, ante la recomendación del ayuntamiento para evitar confrontaciones con sectores de izquierdas, ya que a las cofradías se les relaciona con sectores conservadores. En 1933 se mantiene la recomendación y tampoco salen procesiones. En 1935 se retoman los desfiles.

Hacia el año 1949 dejan de procesionar la centuria romana y el paso de San Pedro. Tras la fundación de la hermandad del Huerto y su elección del miércoles santo como día de salida, la Humildad vuelve al jueves santo, día que abandonó años atrás. En 1969 se culmina la restauración de la capilla de la Aurora y la hermandad vuelve a su sede canónica. En 1977 la hermandad compra el paso de los Dolores de Rota para el misterio, el cual procesionó hasta 2006, fecha en que se adquirió el paso actual.

En este siglo son innumerables los cambios destinados a engrandecer la hermandad, la cual en 2014 tuvo que trasladarse a la iglesia conventual del Espíritu Santo, debido al estado ruinoso de la cubierta de la capilla de la Aurora.

Anuncio