Print Friendly, PDF & Email

María del Carmen Lara (Tribuna libre).- El 14 de diciembre de 1990, la Asamblea General de las Naciones Unidas, a través de la resolución 45/106, designó el 1 de octubre Día Internacional de las Personas de Edad. Dicho día alcanza en este 2020 su trigésimo aniversario en un contexto marcado por la epidemia de Covid-19 que sufre el mundo y que manifiesta sus efectos con mayor crudeza en este vulnerable colectivo. Es así que, si cada año corresponde llamar la atención sobre las necesidades y solicitudes de nuestros mayores, el mensaje se hace más urgente cuando vemos que el coronavirus se ceba sobre todo con ellos y, aunque sea por protegerlos, tienen que padecer la enfermedad en soledad, sin poder siquiera recibir las visitas de sus familiares y seres queridos.

Desde mi condición de concejal de Servicios Sociales, Igualdad y Familia del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María quiero enviar un mensaje de afecto y solidaridad a las personas mayores en estos momentos de crisis sanitaria especialmente difíciles para ellos, y animar a los jóvenes y adultos a ser solidarios y cuidar de quienes les han dado todo, tanto a ellos como a la sociedad en general.Deseo también expresar mi deseo de que esa misma sociedad sea inclusiva para todas las edades, eliminando las barreras con las que se encuentra la denominada tercera edad, limitaciones que van desde las sociales, culturales o económicas a las administrativas o urbanísticas, dentro de un largo etcétera que les impide ejercer sus derechos en igualdad de condiciones a otros grupos.

Me satisface observar que este año ha sido reconocido como el “Año de la enfermera y la partera”, pues se destaca así el papel del personal sanitario en la contribución a la salud de las personas mayores, con un reconocimiento especial de la profesión de enfermería y un enfoque principal en el protagonismo de las mujeres. Desde estas líneas aprovecho para agradecer tanto a los equipos médicos como de cuidadores de las residencias la excepcional labor que, siempre y más aún en estos tiempos de pandemia, hacen con nuestros mayores, transmitiendo mi máximo reconocimiento a esas familias que continúan ofreciéndoles un lugar destacado.

A su vez, el propósito de la ONU de promover el Decenio del Envejecimiento Saludable (2020-2030) pone el foco en políticas especialmente favorables para las personas mayores, de forma que se incremente su calidad de vida, objetivo en el que confluyen aspectos físicos y sicológicos.

Una de las ratios para comprobar la justicia de una sociedad es la que fija el modo en que esa sociedad trata a sus mayores. La epidemia de Covid – 19 provoca que repetir ese mensaje sea hoy aún más necesario.

Sobre la autora: María del Carmen Lara es concejala de Servicios Sociales, Igualdad y Familia del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María.

 

Anuncio