Print Friendly, PDF & Email

 

EL PUERTO.- Los 26 kilómetros de la costa portuense están preparados para el comienzo de la segunda fase de desescalada, a la espera de que la Junta de Andalucía o el Gobierno central dispongan las medidas que se pueden o deben poner en marcha en las playas, y siendo el punto de partida en El Puerto este mismo lunes 25 de mayo, según anunció ayer el alcalde Germán Beardo.

El Ayuntamiento ha realizado los deberes y las playas ya están a punto

El área de Medio Ambiente y Playas, dirigida por el concejal Millán Alegre, ha realizado los deberes, y las playas ya están a punto desde momentos antes de la llegada de la Semana Santa, inexistente este año, pero con la visión de futuro de “que estuvieran listas cuando se pudieran abrir”.

Así, Alegre confirma que “las bajadas a la playa contarán con dos pailas de madera, una de entrada y otra de salida, para evitar que la gente se cruce y tenga contacto. Habrá carteles informativos en todas las playas”, para lo que están esperando las recomendaciones de las autoridades competentes para poder realizarlos y colocarlos, “y por megafonía se dará información con lo que se puede o no hacer o cómo se tiene que actuar”, siempre pidiendo cordura a los usuarios y bañistas de las playas. A ello hay que sumar que los módulos de baños se desinfectarán cada vez que entre un usuario, por lo que habrá un control exhaustivo de estos espacios.

Módulo en la playa de Las Redes, toto preparado. / B.G.S.

El Ayuntamiento portuense, como ya se viene anunciando desde hace semanas, no se plantea otras medidas que “pedir cordura y apelar al sentido común de los usuarios, porque entendemos que la gente hará como cuando nos cruzamos por la calle, que intentaremos mantener la distancia”, apunta Millán Alegre. Y es que, además medidas como un control de acceso, cita previa, gestión del aforo, etc., no son viables, porque “no habría recursos humanos suficientes para que esas medidas fueran suficientes”, y en cuanto a otras como realizar cuadrículas, en lugares como El Puerto son imposibles de implantar por las mareas, indica el edil popular.

Además, El Puerto tiene ya preparado un Plan de Contingencia, que tendrá que estar listo para el 10 de junio, que se ha ido puliendo en reuniones periódicas en las que se han ido perfilando cuestiones importantes para la puesta a punto del litoral, de cara a la segunda fase de desescalada y posteriores, en que la costa podrá ser visitada en un primer momento por portuenses y gaditanos en general, y después por turistas de otras provincias o comunidades, según se vaya avanzando en el plan de desescalada del Gobierno central.

“Todo esto va a ser más normal de lo que creemos”, explica Millán Alegre

Millán Alegre considera que “todo esto va a ser más normal de lo que creemos, y al igual que ahora vamos por la calle y guardamos la distancia, lo haremos en la playa, y estaremos pendiente de que nadie se nos pegue a la toalla en la playa. Lo llevaremos en el ADN a base de hacerlo todos los días. Y en agosto quizás tendremos que evitar ir a horas punta a la playa”, pero será cuestión de gestionar de una manera sensata los derechos de unos y otros, siempre haciendo posible que prime la salud de todos.

Alegre avanza que “esta semana, si permiten que se pueda ir a las playas, habrá más gente, por la novedad y las altas temperaturas”, pero igualmente considera que no habrá avalancha, como ha ocurrido con otras medidas que se han instalado en fin de semana cuando la gente tiene más tiempo libre. Al ser comienzo de semana, el edil considera que habrá más un goteo de usuarios que una avalancha.

Paseo, baño y sol

El Puerto está preparado, no como ocurre en otros municipios, y aunque el baño está prohibido en la fase 1 de desescalada en la que se encuentra la localidad, las altas temperaturas han provocado que jueves, viernes, y fin de semana, las playas se hayan llenado de usuarios que han aprovechado para darse un baño o tomar el sol.

Bares, restaurantes y chiringuitos, han rozado el lleno de su nueva capacidad

De hecho, casi todas las playas, excepto La Muralla, La Calita o Fuentebravía, se han visto invadidas por un goteo incesante de usuarios que han aprovechado las temperaturas veraniegas de esta última quincena de mayo. Tomar el sol y los baños han sido actividades comunes entre los usuarios, y los paseos también han sido una constante. Por otro lado, los establecimientos hosteleros a pie de playa, como bares, restaurantes y chiringuitos, han rozado el lleno de su nueva capacidad. Y es que, las altas temperaturas no han invitado a otra cosa que a salir a la calle y refrescarse. Y por supuesto, los aficionados a la pesca también han inundado los espigones de Fuentebravía y La Puntilla.

Los aparcamientos junto a las playas comienzan a llenarse, como en la imagen en Las Redes. / B.G.S.

Así, se han encontrado playas con papeleras; totalmente limpias, una actividad que se repite todos los días, como todos los años, una medida que además hará posible que las playas estén a punto para combatir el virus; duchas en algunos puntos; pailas diferenciadas; módulos de baños con asistencia; etc.

La gran cantidad de usuarios en algunas playas se puede avistar debido al lleno que registran los aparcamientos circundantes, como ocurre en La Puntilla o en Fuentebravía.

Con todo, la bajada a la playa de muchos usuarios no ha provocado cercanía entre ellos, puesto que se ha respetado la distancia de seguridad entre los distintos grupos. Y es que, en la mayor parte de las playas portuenses, los usuarios, de momento, que no hay avalancha de turistas, pueden respetar las medidas. En cuanto al uso de mascarillas, Millán Alegre recuerda que “si se puede mantener la distancia, no es necesaria, pero si no se puede garantizar, sí, como ocurre en el súper ahora”.

Redactora | +Artículos

Periodista portuense, amante de la playa, la música y el cine.

Anuncio