Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- El alcalde de El Puerto de Santa María, Germán Beardo, ha anunciado nuevas medidas fiscales y bonificaciones para paliar la crisis del coronavirus.

Se permitirá a los hosteleros ampliar sin pagar más sus metros de terraza

Entre las medidas que se han avanzado se encuentran distintas ayudas fiscales para la totalidad de las familias portuenses, con la modificación del calendario tributario, de pagos e impuestos del primer semestre que se amplía del 1 de julio hasta el 31 de agosto. Quedando, por tanto, el segundo semestre y así se ha comunicado oficialmente al Servicio Provincial de Recaudación de Cádiz, del 1 de octubre al 1 de diciembre.


Igualmente se aprueba que a los comerciantes de la ciudad de El Puerto de Santa María que hayan cerrado sus negocios durante el periodo de Estado de Alarma se les exonera durante el mismo, a través una bonificación del pago las tasas de ocupación de la vía pública para terrazas, mesas y sillas, así como atracciones de recreo infantil, kioscos, toldos y chiringuitos.Además, señala Germán Beardo, no tendrán que abonar la tasa de basura correspondiente al periodo de Estado de Alarma decretado por el Gobierno Central desde el pasado sábado 14 de marzo.

Otra de las medidas extraordinarias que se ponen en marcha es que los hosteleros de El Puerto podrán ampliar sus metros de terraza para mantener el empleo y poder cumplir así con las medidas de seguridad que hay que mantener de distancia social y que les obliga a reducir el aforo; sin que le repercuta ni un céntimo de euro en impuestos municipales.

Además, desde el Ayuntamiento de El Puerto, a través del área Económica, liderada por Javier Bello, se ha impulsado una propuesta para que el Gobierno de España autorice a las Administraciones locales a poder bonificar el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica a todos los portuenses durante el periodo de confinamiento.

Por último, el alcalde de la ciudad confía en que El Puerto tenga “el mejor verano que nos permitan las Autoridades Sanitaria”, con las mayores garantías para todos los ciudadanos y, por supuesto, para la economía.

Un objetivo que, insiste el primer edil de la ciudad, “depende de la responsabilidad de todos”; confirmando que los controles policiales continúan y serán estrictos en el cumplimiento de la Ley.

Finalmente, y respecto a la ya anunciada apertura de las playas a los paseos conforme a la desescalada y reactivación de la economía portuense, el alcalde Germán Beardo hace un llamamiento a la responsabilidad de los portuenses: “Quiero que El Puerto tenga verano, el mejor que nos dejen las autoridades sanitarias y con las mayores garantías, pero verano para los portuenses y para nuestra economía. Depende de nuestra responsabilidad”, y anuncia que “haremos controles, multaremos pero no tenemos policías para ir detrás de cada vecino. Nos jugamos la vida, nos jugamos el futuro de nuestras familias, nos jugamos el pan de los portuenses. Actuemos como el Gran Puerto de Santa María”.