Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- Aunque las puertas del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María estén cerradas por la crisis del coronavirus, aún hay actividad diaria de los funcionarios municipales. En concreto, 600 funcionarios han trabajado este lunes “sin ningún tipo de protección”, según denuncia en un comunicado la sección sindical del CSIF en el Ayuntamiento de El Puerto, criticando la “imprudencia e irresponsabilidad del Gobierno municipal, a través de las instrucciones dadas por la concejala delegada de Personal, al obligar a sus empleados a acudir a sus puestos de trabajo, cuando las instrucciones y medidas tomadas por todo el país con el estado de alarma obligan a todo lo contrario”.


En lo referente al teletrabajo, el sindicato asegura que “tan sólo ha sido concedido al personal con alguna enfermedad crónica o que tiene a alguna persona a su cargo, mientras que al resto de los que deben estar activos no se le ha concedido ni mascarillas, ni guantes y tampoco gel de alcohol”.

En este contexto, informan también que “para alcanzar el objetivo de confinamiento, el Gobierno ha suspendido los plazos de tramitación de los procedimientos administrativos, los plazos de prescripción y los plazos de caducidad. Todos los trabajadores cuyas funciones sean exclusivamente de carácter administrativo, deberían quedarse en su casa, con la opción de trabajar telemáticamente”. Por lo que entiende, finalmente, que “de esta forma, se evitaría que casi 600 personas se concentren en los edificios municipales, convirtiéndose en potenciales receptores y transmisores del Coronavirus, que es lo que se pretende evitar”.

Anuncio