Print Friendly, PDF & Email

David Calleja (Tribuna libre).- Llegaste sin avisar, y puede que por esa misma razón la expectación fue creciendo más y más, porque sin duda muchos cofrades conocieron a una persona distinta vista desde el perfil de nuestro pregonero… la sorpresa, la admiración y las ganas de conocer más fueron avanzando lentamente como las tardes que le robaban día a día los minutos al atardecer. [Se suspende el pregón de la Semana Santa de El Puerto]

Una luz encendida se multiplicó por CADA UNA DE LAS HERMANDADES QUE ATESORA LA CIUDAD Y ESE PREGÓN QUE AUN NO ESCUCHAMOS FUÉ LA ORACION DE UNA CUARESMA QUE LLENABA DE ILUSIÓN Y FE A NUESTRA CUARESMA. No sabemos realmente el porqué ocurren las cosas y no es bueno regodearse en las desgracias, pensando o lamentando perdidas, cuando realmente hay problemas mayores tangibles. Más allá del azahar temprano del sabor a torrijas de las tardes de primavera, hoy rezamos porque el aro de esa corona sea un círculo de esperanza.

Quizás pensemos que esa luz es necesaria para poder iluminar esta situación difícil, que tu oración aun callada es la que necesita la ciudad para una corona que ahora ahoga y preocupa. Quizás pensemos que necesitamos de esa luz todo el año, no una Cuaresma sino dos, que necesitamos conocerte más.

Si bien no puedes decir que esto acaba ya, mi admirado Figue, más bien a vuelto a comenzar y te queda mucho camino por andar e iluminar. Quizás deberíamos pensar que eres un pregonero afortunado pues vivirás intensamente más de una Cuaresma… ya que reinarás el periodo de tiempo más largo existente por un pregonero.

Ha sido un orgullo que tú fueras el primer pregonero de mi Concejalía de Fiestas, y como teniente de alcalde de esta nuestra querida ciudad cofrade me tienes para lo que necesites.

Quizás si hiciera falta que salieras de esa secretaria… porque estarás fuera de ella mucho más de lo que pudiste imaginar.

Dicen que lo bueno se hace de rogar y que tarda en llegar. Ese es el mejor preludio que tú atesoras, porque con la larga espera nos darás la mejor oración; y la luz que desprende tu pregón iluminará nuestro Puerto de la pasión durante meses. Fíjate si era necesario que salieras de una secretaria… para Francisco José Figuereo… de su amigo David Calleja García Ruiz, mil gracias por contar conmigo para tu pregón, para nuestro pregón.

Anuncio