Print Friendly, PDF & Email

Se han apagado las luces de Navidad y el circo debe continuar para esconder que “Hola, soy Germán” no es capaz de ofrecer soluciones. El alcalde perpetuo, mocito Calleja, con su factoría “yomemiconmigomismo” va a terminar por convertir a El Puerto, en una sucursal de Disney World, llamada el Circo de Callejilandia. Realmente, ¿es eso lo que ustedes quieren que sea Nuestra Ciudad? ¿Dónde está el gobierno de las soluciones?

Seguro que recuerdan que “Hola, soy Germán”, cuando no, el maleducado de la Criaturita, salían todos los días en la prensa acusando al anterior gobierno de incapaces y de que no llevaban mociones de gestión al Pleno. Pues bien, donde las dan, las toman. Ya llevan siete meses de mandato y en todo este tiempo, de todas las soluciones que les prometieron en campaña y en su programa electoral, no han ofrecido ninguna, solo Circo y mas Circo.

“El gobierno de ‘Hola, soy Germán’ es igualmente incapaz, y eso que presumía de llevar los mejores profesionales”

En los plenos ordinarios que se han celebrado durante este mandato, las pocas mociones que han llevado a pleno, venían del gobierno anterior, propias CERO. En el anterior pleno de diciembre y en este próximo de enero ¿Saben cuantas mociones a Pleno llevó y lleva “Hola, soy Germán”? CERO ¿Qué significa esto? Que siguiendo la misma lógica que aplicaban al gobierno anterior, el gobierno de “Hola, soy Germán” es igualmente incapaz, y eso que presumía de llevar los mejores profesionales y lo que es peor, ya que en una entrevista reciente el propio “Hola soy Germán” reconoció que conocía perfectamente la situación del Ayuntamiento y en base a ese conocimiento previo, ha manifestado que confeccionó un programa electoral realista y ejecutable.

Sin embargo, escudándose cobardemente en la herencia recibida y en la falta de personal, se está demostrando que no tiene soluciones, que nunca las ha tenido, que el programa electoral no lo está cumpliendo, ni lo cumplirá, que sencillamente les ha engañado, que solo les ofrece Circo y más Circo.

Les voy a poner una serie de ejemplos por si tienen a bien considerarlos, salvo que ustedes quieran que El Puerto se siga convirtiendo en Callejilandia. Prometieron tener los presupuestos en tiempo y forma, y no tienen ni la mas remota idea de cuando los van a sacar, pero esto es normal estando las cuentas municipales en manos de un tabernero fracasado, y no lo digo yo, lo dicen las declaraciones de IRPF que la Criaturita ha presentado de sus últimos cuatro ejercicios con base imponible CERO ¿Tan malos eran sus chicharrones para ni siquiera pudiera superar la facturación mínima para pagar impuestos? Como ven, uno de esos magníficos profesionales que les prometió “Hola, soy Germán”. Prometieron bajar el periodo medio de pago a proveedores al periodo legal, 30 días y en noviembre va por 126,80 días ¿Qué significa esto? Primero que han mentido, segundo y lo que es mas importante, esos días de mas que no se le pagan a los proveedores, generan intereses que lo pagamos con nuestros impuestos.

“Les prometieron a los portuenses que iban a bajar los impuestos, y no lo han cumplido”

Les prometieron que iban a bajar los impuestos, y no lo han cumplido. Han vendido que los van a congelar para el año 2020 pero no porque sean fantásticos gestores, sino porque existe un instrumento de control financiero llamado Plan de Ajuste que les prohíbe bajar los impuestos y tasas en todo el mandato.

El parking de Pozos Dulces, que anunciaron a bombo y platillo que se empezaría a trabajar inmediatamente, se encuentra de nuevo parado, sin actividad y sin socio financiero a la vista.

Prometieron desmontar y levantar un nuevo Urbanismo y las licencias siguen tardando en concederse tal como hace seis meses. Prometieron un plan integral de barrios y urbanizaciones, y las calles,  y espacios públicos, siguen empeorando y degradándose.

Las asociaciones sin cobrar, El Puerto sigue sucio, el Centro histórico sin pepryche, la estrategia EDUSI paralizada, la reforma de la plaza de abastos sin fecha, el vaporcito pudriéndose, ¿Quieren que siga? El Puerto sin rumbo, sin las soluciones prometidas, eso si, solo Circo y mas Circo.

Como saben he solicitado, en dos de mis crónicas “Curro Martínez, dimita” y “Vergüenza” la dimisión del concejal indigno, tan cobarde que ni siquiera ha tenido la valentía de convocar una rueda de prensa, pidiendo disculpas y asumiendo su responsabilidad. Es lo que tiene ser un mediocre y agarrarse a un sillón por un sueldo.

“Que el indigno concejal Curro Martínez deje de mentir sobre los contratos de mantenimiento de semáforos”

Esperaba que en pleno ordinario de enero, después de que casi toda la oposición, salvo Vox que se ha quedado extrañamente callado en este asunto ¿Le habrán obligado a taparse la boca?, saliera en notas de prensa, pidiendo que se depuraran responsabilidades sobre el indigno concejal, y que incluso la Flave también lo hiciera, resulta que los grupos de la oposición no han presentado una moción conjunta solicitando que se depuren las responsabilidades que tanto pedían en las notas de prensa.

Con el silencio de la oposición en el Pleno Municipal, están dando carta de naturaleza a que continúe un indigno concejal sentando en un sillón del gobierno. Con su silencio, han demostrado una gran falta de coherencia y honestidad entre lo que decían en sus notas de prensa y su omisión culpable donde realmente se deben pedir que se depuren las responsabilidades, el Pleno Municipal.

Y más lamentable aún, es que el PSOE, en un ruego ordinario solicite que “el indigno concejal deje de mentir sobre los contratos de mantenimiento de semáforos, asuma responsabilidades y rectifique acusaciones contra el PSOE”. Como ven el PSOE pide responsabilidades pero lo hace en un ruego que ni tiene fuerza ejecutiva, ni debate, ni votación, preocupándose más en salvaguardar su propia imagen.

No quería terminar esta crónica sin  enviar un fuerte abrazo a D. Fernando Duran, un gran profesional de la radio pública, despedido curiosamente por el gerente de El Puerto Global, de la que depende Radio Puerto, un gerente despedido y readmitido, en extrañas circunstancias por “Hola, Soy Germán”.

Como “Hola, soy Germán” se definió como un creador de soluciones, aunque nunca lo ha sido, y nos ha pedido que se las exijamos desde el minuto uno, aquí va por decimocuarta vez la mía: Mi calle, en una urbanización de Costa Oeste, lleva con las aceras levantadas más de diez años. “Hola, soy Germán” ¿Mi calle, pá cuando?

Disfruten lo votado

Anuncio