Print Friendly, PDF & Email

En el siglo pasado hubo algunas mujeres que se convirtieron en mitos sociales, mujeres admiradas por sus cualidades, por su glamour, por su belleza y también por su inteligencia o sus dotes artísticas y científicas. Siempre había cierto morbo por bucear en las historias de estas célebres mujeres que durante décadas ocuparon las páginas de las revistas del corazón, revistas políticas o especializadas. Muchos fueron los reporteros y periodistas que desearon ser cronistas de las intensas y a veces rocambolescas aventuras con que nos sorprendían estas señoras, con la consecuente ‘importancia’ que cobraban en el imaginario popular.

Nombres míticos como Coco Chanel, Eva Perón, María Callas o Audrey Hepburn, romances, escándalos, estrambotes amorosos, pero sobre todo y en la mayoría de los casos el triunfo de la voluntad y la lucha de unas mujeres que consiguieron el éxito y el reconocimiento gracias a un duro y perseverante trabajo, y a una personalidad fuera de lo común. Las mujeres icono del siglo XX. Algunas de estas mujeres han sido motivo de interesantes películas relativamente recientes. Esta será la temática de mi entrega de hoy.

Grandes mujeres en la pantalla

He elegido para este capítulo cinematográfico la figura de dos personajes femeninos que fueron cabeza de portada de revistas del corazón, de comentarios políticos o críticas musicales. Mujeres que captaron nuestra atención en los mediados del pasado siglo. Los títulos de los filmes lo dicen todo. El primero es Jackie (2016), dedicado a ofrecer una semblanza de la que fuera esposa de J.F. Kennedy justo después del magnicidio que tuvo que afrontar en primerísima persona. La segunda cinta es Maria by Callas (2017), un interesante documental sobre la vida, éxitos y desventuras de la más emblemática y famosa diva del belle canto.

 

JACKIE (2016).

JACKIE (2016). El director chileno Pablo Larraín refleja los días de Jackeline Kennedy tras el shock y el duelo por el asesinato de su esposo JFK, Presidente de los EE.UU. en Dallas, en los momentos que siguieron al magnicidio. La película fija los primerísimos planos y las distancias cortas de la viuda, a modo de “ojo de halcón” que ausculta la imagen de Jackie al milímetro.

Larrain se acerca a la parte emocional de tan egregia mujer en aquellos críticos momentos. Según el cineasta, su intención fue crear “una ficción desde la intimidad de lo privado”. Y añade: “La idea no es explicar quién fue, sino acercarse a una narración emocional que nos permita estar dentro de ella”. Noah Oppenheim escribe un guion imaginando cómo fue la vida interior de Jackeline, sus miedos, su desconcierto, la soledad y el desconsuelo. Notoria la música que acompaña el dolor de Jackie y la fotografía ocre que refleja amargura.

En el reparto destaca el fascinante trabajo de Natalie Portman con una mirada profunda y melancólica. Billy Crudup interpreta al famoso periodista e historiador Theodore H. White que realiza la entrevista.

La cinta muestra una imagen insólita de aquella Jackie sempiternamente sonriente, la de las revistas de sociedad, la mujer estilosa y carismática. Ahora la vemos rota y perdida. Su rey Arturo ha volado al cielo sin despedirse de ella ni de Camelot, donde ambos habían librado las muchas y controvertidas batallas que jalonaron su vida. Película bella y poética, excelente ambientación, vestuario de lujo y banda sonora que enaltece los momentos claves.

Tiene la obra su interés. La presencia errática de Jackeline por la Casa Blanca, una mujer deambulando en un espacio que de pronto ya no es el suyo, sintetiza con inquietante elegancia su estado de ánimo.

 

MARÍA BY CALLAS (2017).

MARÍA BY CALLAS (2017). Del brazo del documental, esta película habla de las virtudes del ‘bel canto de María Callas’. Es un lujo escuchar las arias principales que interpretó en su época. A la vez, la cinta nos introduce en su vida de luces y sombras, un retrato introspectivo de la más emblemática y carismática cantante de ópera de todos los tiempos.

También habla de sus relaciones con personajes importantes en su vida como el armador griego Aristóteles Onassis, las actrices Grace Kelly y Liz Taylor, Pasolini, y otras afamadas figuras del momento. Para conseguir llegar tan alto en el mundo del espectáculo y mantenerte, hay que tener cualidades y mucho carácter. Esta obra nos lo muestra, pues tras las debilidades de la Callas, había una mujer enérgica y firme. La dirección Tom Volf nos deja fascinados por su calidad.

La película está plagada de documentos y grabaciones privadas inéditas que ven la luz gracias a personas que las cedieron para que Volf hiciera un retrato fiel sobre la Callas. El hilo conductor del film es una entrevista con David Frost realizada en 1970, donde Maria se quita la máscara apareciendo tal como es.

Nos damos cuenta también de que María Callas fue durante largo tiempo llevada con mano de hierro por su madre y por su esposo, que la empujó a trabajar sin descanso. Luego vino Onassis, del que ella dijo: “Mi aventura con él fue un fracaso, mi amistad fue un éxito”. La película-documento de Volf consigue medir el espacio que había entre la persona y la leyenda, para iluminar esa misteriosa franja que todavía hoy acompaña al mito.

Anuncio