Print Friendly, PDF & Email

El término ‘delirio’ viene del latín ‘de-lirare’, «salir del surco al labrar la tierra». En Psiquiatría es un síntoma de enfermedad mental. Pero también se suele aplicar el término para cierta forma de desvarío emocional transitorio, una especie de enajenación producida por la presencia de un artista excelso, un brillante orador o una soberbia belleza.

Delirio The Beatles

En su momento, años sesenta, provocaba pasión y ‘delirio’ la asistencia a un concierto de The Beatles, verlos en persona, escuchar su música, tocarlos o tener un autógrafo de ellos: John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr.

Los signos de desvarío e histeria eran manifiestos entre el público asistente a los conciertos, cuando The Beatles actuaba en algún recinto o estadio deportivo. En la sección de hoy me voy a referir a un maravilloso documental sobre el grupo que aborda entre otros este aspecto: The Beatles: Eight Days a Week – The Toruring Years (2016), The Beatles en su salsa: ¡pura Beatlemanía! Y daré mi opinión luego sobre un título de éxito este verano de 2019, Yesterday (2019), donde se narra el hecho fantástico de un mundo donde se desconoce la música de este grupo-icono.

 

THE BEATLES: EIGHT DAYS A WEEK – THE TOURING YEARS (2016).

THE BEATLES: EIGHT DAYS A WEEK – THE TOURING YEARS (2016). Este documental examina el mundo real sobre cómo se fue forjando el mito The Beatles. La gran sintonía inicial entre los cuatro componentes y su capacidad musical maravillosa. Recoge sobre todo la primera parte de su carrera (1962-1966), cuando su mánager Brian Epstein los encumbró a lo más alto, junto con su productor George Martín, que les aconsejo y asesoró.

Paul McCartney sintetiza con inocente claridad el papel de la banda en la cultura occidental cuando respondíó a un reportero: “lo que hacemos no es cultura, es pasarlo bien”. La cinta fue realizada a partir de más de cien horas de metraje procedente de admiradores, medios de comunicación y archivos nacionales.

Lo más interesante es ver la evolución que sufre el grupo y su desarrollo posterior, ya montados en el tren de la fama, el dinero y las controversias, todo lo cual los acabó arrollando y la unión del grupo se resquebrajó, sobre todo cuando George y John empezaron a mostrar signos de hartazgo y fatiga.

Tiene la película a un brillante Ron Howard como director y un excelente guión de Mark Monroe, amén de la ayuda de Giles Martin, hijo del que fuera productor musical del grupo, George Martin; y material recopilado por el periodista Larry Kane del tiempo que acompañó al grupo en sus giras americanas en 1964 y 1965. Gran fotografía de Michael.

Conclusión: un excelente documento sobre la más grande banda pop-rock de todos los tiempos, cargada de imágenes, diálogos, acontecimientos y detalles muchos desconocidos.

 

YESTERDAY (2019).

YESTERDAY (2019). El conocido director británico Danny Boyle construye con oficio un fantástico guión de Richard Curtis que roza lo delirante. El tema es un mundo que ha olvidado a los Beatles y sus canciones tras un apagón mundial de luz. Todos menos un músico aficionado. Él, por alguna razón imprevista, sí recuerda las canciones del grupo.

La fábula cuenta qué ocurre en un mundo sin The Beatles, cuando un joven músico da a conocer piezas como Yesterday, The Long And Winding Road y otras. Sucede, claro, que la gente se queda boquiabierta ante estos temas tan fantásticos que hoy sabemos ya que son inmortales.

Cuenta con unos diálogos divertidos e inofensivos, que gustarán a cuantos van al cine por la música, el humor y el amor, pues de todo esto hay. Habla igualmente la cinta de la codicia de las compañías discográficas.

Tiene de bueno esta obra que da a conocer la música de The Beatles, pues las actuales generaciones de jóvenes seguro que ignoran de forma importante la música y canciones del grupo de Liverpool. En el reparto Himesh Patel está muy simpático y creíble.

Lily James bonita y burbujeante. El cantante Ed Sheeranse, se interpreta a sí mismo. Y muy bien Kate McKinnon, como la directiva sin escrúpulos. Una 'rom-com' musical como tributo a la banda de las bandas. Película amable, amena, placentera y aleccionadora. Y mensaje: ”Un mundo sin The Beatles sería un lugar muy triste”.