Print Friendly, PDF & Email

Un equipo de los Bomberos ha liberado este pasado jueves a un menor al que se le había quedado la cabeza atrapada entre dos barrotes en una de las escaleras de la Plaza de la Encarnación.

Gracias a la "rápida y eficaz" intervención del equipo de rescate, el menor quedó liberado en unos pocos segundos. Resultó ileso, según ha informado Emergencias Sevilla, del Ayuntamiento de Sevilla, en sus redes sociales consultadas por Europa Press.

Los Bomberos fueron avisados pasadas las 19,30 horas de este pasado jueves, cuando los padres del menor pidieron ayuda para poder liberar a su hijo, al que se le había quedado atrapada la cabeza en los barrores de una de las escaleras de la Encarnación.