Print Friendly, PDF & Email

El pleno municipal del Ayuntamiento de El Puerto rechazó ayer los recursos presentados por la sección sindical de CSIF, a finales de septiembre, contra la modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) que había aprobado el Gobierno local en el mes de julio. Este rechazo, para CSIF, viene a mostrar “una enorme falta de respeto del equipo de Gobierno tanto a la norma, como a los trabajadores municipales y a los sindicatos como representantes legítimos”. Y es que, tal y como recuerda esta sección sindical, “el Estatuto Básico del Empleado Público señala que cualquier modificación de una RPT debe ser aprobada en Mesa General de Negociación antes de llevarse a pleno; y este extremo no se ha producido”.

“Ante este atropello”, la sección sindical de CSIF intervino ayer en el pleno municipal para dejar clara su postura “en defensa del empleo público y la correcta organización del personal municipal, incidiendo que la actitud del equipo de Gobierno, al desestimar sus recursos, les obliga a acudir a los tribunales”.



CSIF recuerda que la modificación de la RPT aprobada el 30 de julio en pleno municipal, sin haber pasado por la Mesa General de Negociación, afecta “nada menos que a 38 puestos de trabajo y, en consecuencia, a la estructura organizativa de varias unidades administrativas”. Y, esto, además de no cumplir con la normativa en vigor, “incumple lo acordado con los sindicatos en la Mesa de Negociación de mayo de 2019”.

Además, esta sección sindical lamenta que el Gobierno municipal siga “sin afrontar el gravísimo problema que este Ayuntamiento y esta ciudad tienen en el funcionamiento de los servicios públicos municipales”. La gravísima carencia de personal no sólo afecta a los empleados públicos, sino a toda la ciudad. Como ejemplo, en el mismo pleno de ayer, en diferentes puntos, se pidió más personal para ciertas instalaciones deportivas, el pago de subvenciones a colectivos portuenses, celeridad para los pliegos de servicios municipales, la reapertura de centros de mayores, el pago de facturas a proveedores, y así hasta el final… Asuntos todos que afectan a la ciudadanía y que es justo que se reclamen, pero, a juicio de CSIF, y ante la incapacidad de gestión de este Gobierno local,“no se solucionarán porque los servicios afectados por esas peticiones están descalabrados, desmontados, y a veces, descabezados”.

Por todo esto, CSIF exigió en su intervención en el pleno“que se pongan en marcha las ofertas de empleo público que sirvan para reparar las enormes carencias de los servicios, y para crear empleo y combatir la tasa de paro. Más de 150 vacantes podrían ayudar a 150 familias portuenses, y toda la ciudad se beneficiaría con la mejora de los servicios públicos. Por eso, este problema no es un problema de empleados públicos, sino un problema de gestión de la ciudad”.