Print Friendly, PDF & Email

Apemsa ha procedido a reparar una importante avería que se había producido en una tubería de gran tamaño situada junto al Hoyo 15, en el Camino Viejo de Rota. Dada la complejidad de la obra y el número de vecinos afectados -toda la Costa Oeste de la Ciudad- los trabajos se realizaron en horario nocturno, procurando causar las menores molestias posibles. No obstante, debido a complicaciones inesperadas, finalmente la reparación se prolongó durante 19 horas de duro trabajo.

Apemsa es consciente de los inconvenientes que se causan cuando se interrumpe o se baja la presión en el suministro de agua que llega a los hogares. Pero cuando hay que llevar a cabo una reparación porque se ha detectado una avería, y más, de la envergadura de la que estamos hablando, es necesario programar los trabajos e intentar causar las mínimas molestias a los usuarios.

Se tenía constancia de un salidero importante en una tubería de diámetro 500 mm situada en el Camino Viejo de Rota, cercana a la ARG Hoyo 15, que abastece a la Costa Oeste de la Ciudad. Se estaban perdiendo de forma constante muchos metros cúbicos de agua.



Una vez consensuada la fecha de actuación, lo primero que procuró es que todos los afectados tuvieran conocimiento de la situación. Para ello, se dio aviso a través de las Redes Sociales, prensa, radio y web. Para evitar grandes molestias, se eligió el horario nocturno cuando hay un menor consumo de agua. La idea era finalizar antes de las 7 de la mañana para que los usuarios pudieran tener agua al despertarse. Las labores comenzaron a  las 22.00 horas y para ello hubo que vaciar completamente esa tubería y proceder a dar agua a los vecinos de la Costa Oeste desde tuberías secundarias, lo que obviamente provocó una bajada de presión en toda la zona.

Los trabajos de reparación trascurrían según lo previsto, hasta que, a las 6 de la mañana, se produjo un problema con el montaje de una pieza de gran complejidad. Esto retrasó la puesta en marcha del servicio, ya que hubo que recolocar la pieza afectada lo que se prolongó hasta las 15.00 horas del día siguiente, En ese momento, se consiguió el definitivo restablecimiento del servicio.

En total han sido 19 horas de duro trabajo en los han intervenido un dispositivo de 15 personas entre: técnicos, capataces, 3 brigadas de operarios de APEMSA y 2 cuadrillas de subcontratas. Además, se ha utilizado: máquinas retroexcavadoras, bombas de achique, generadores eléctricos, camiones, etc.

Apemsa agradece la paciencia de los vecinos que tuvieron problemas con el suministro y se muestra satisfecha con la subsanación de la avería detectada en esta tubería cuya reparación ha exigido un gran esfuerzo.

Anuncio