Print Friendly, PDF & Email

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha reclamado este jueves a Vox en el Pleno del Parlamento que “en vez de elecciones, colaboración, cooperación y sentido común”, al tiempo que ha advertido a este partido sobre el riesgo de “confundir lo que quieren los votantes con lo que quieren los afiliados”.

Un planteamiento que ha recibido la réplica del portavoz de Vox, Manuel Gavira, para sostener que “tenemos la sensación de que Andalucía está empezando a percibir al Gobierno andaluz como parte del problema, no de la solución”. “Nos preocupa mucho”, ha remachado su tesis.

En una pregunta de Vox sobre el proyecto de Presupuestos de 2022, en la víspera del encuentro que este viernes mantendrá Moreno con los portavoces parlamentarios sobre las cuentas autonómicas, ha trasladado al diputado de Vox que “noto el tono electoral en sus intervenciones, cómo sus palabras destilan el afán de cuestionar, de erosionar la labor del Gobierno”, por lo que seguidamente ha planteado a Gavira que “seríamos mucho más útiles si dejáramos atrás las elecciones, el interés particular por el interés general del objetivo común que es la mejora de la calidad de vida de los andaluces”.

El presidente del Gobierno andaluz ha sostenido que “estamos trabajando en tiempo y forma” en la elaboración del Presupuesto de 2022, de los que ha indicado que “se está facilitando información a los grupos y mañana tengo una reunión con todos los portavoces para hablar de manera directa” de las cuentas.



Moreno, que ha esgrimido que “el objetivo es la estabilidad institucional y política” de Andalucía, ha trasladado que “los ejes fundamentales son sencillos”, para situar éstos en “la reactivación económica frente a la crisis Covid y el mantenimiento de los refuerzos de los servicios públicos fundamentales, como la educación, para que seamos competitivos, o se ha demostrado la importancia de la sanidad”.

Moreno ha planteado a Vox que “gusta entre sus votantes” medidas como la bajada de impuestos, la simplificación de trámites administrativos, la atracción de inversión extranjera o la mejora de los servicios públicos, por lo que les ha advertido de “errar el tiro en la crítica feroz a este Gobierno en el que ha participado de forma externa”.

El presidente de la Junta de Andalucía ha instado a Vox a que “cambie de diana” tras expresar su perplejidad al considerar que en la argumentación de Vox ahora “el señor Sánchez es el hombre bueno y el Gobierno del cambio después de 40 años es el malo” y ha instado a este partido a que “ayude a buscar nuevos fondos” y preguntarles “qué están haciendo ustedes para sacar Andalucía de situación”.

Moreno ha recordado medidas del Gobierno que repercutirán en el Presupuesto de 2022, como pasar de una cifra de déficit de un 1,1% a un 0,6%, que ha cuantificado en una merma de 1.600 millones de euros, así como ha añadido que “no hay fondos Covid después de que se ha consolidado un 40% el gasto por la pandemia”, por lo que ha invitado a Vox a “defender los intereses de los andaluces en las Cortes Generales”.

Tras esgrimir que Vox “debería estar en eso”, así como la batalla por un mayor protagonismo autonómico en la gestión de los fondos europeos Next Generation, el presidente de la Junta ha recriminado a este partido que “me sorprende el cambio de discurso, que se ha tornado contra el Gobierno del cambio”, para apuntar el problema de la confusión entre las aspiraciones de la militancia y del electorado por cuanto se puede ver abocados “a la melanconcolía, la frustración”, mientras que ha defendido que “estamos cambiando Andalucía como nunca antes en su historia”.

GAVIRA: “TIRAR A LA BASURA UNA OPORTUNIDAD HISTÓRICA”

El portavoz de Vox ha trasladado a Moreno la posibilidad de que “tire a la basura una oportunidad histórica que Andalucía no puede permitirse desaprovechar”, con el argumento de que “se han convertido en unos meros gestores de la herencia socialista”.

“Están empeñados en mantener la administración paralela y hacer suyos los chiringuitos socialistas y van a conseguir que empecemos a llamarles chiringuitos populares”, ha argumentado Gavira.

El portavoz parlamentario de Vox ha seguido enumerando los diferentes gastos que se mantienen a pesar de los acuerdos existentes para eliminarlos, como por ejemplo los 150 millones de euros que cuesta Canal Sur y los llamados rescates a los sindicatos.

“Con nuestros votos no vamos a permitir que se mantenga una política de puertas abiertas con la inmigración ilegal que degrada los barrios más humildes. Ni tampoco que se sigan manteniendo las leyes ideológicas de la izquierda que atentan contra la igualdad y los derechos de los españoles”, ha proseguido argumentando Gavira.

Gavira ha defendido la contribución de su partido a la gobernabilidad de Andalucía al esgrimir que “Vox ha apoyado a aquellas cosas que consideraba buenas para los andaluces, aprobando tres presupuestos y firmando cuatro pactos” tras reiterar el reproche de que “se ha empeñado en seguir manteniendo lo socialista y esto no es defender los intereses de los andaluces que le votaron”.

Gavira, tras exigir “que se cambien las políticas con recursos eficientes en sanidad, educación” y rechazar lo que ha denominado “el gasto político”, ha trasladado a Moreno que “no malgaste el cambio” para sostener que “si quiere cambio, Vox; si no, PSOE”.