Print Friendly, PDF & Email

La Guardia Civil, junto al servicio conjunto de Seprona con inspectores de pesca de la Junta de Andalucía, procedió ayer a la inmovilización de una embarcación recreativa en El Puerto de Santa María, debido a la incautación de artes ilegales de arrastre tras realizar inspección en la zona.

La Guardia Civil en el lugar.

Se trata de una modalidad de pesca no autorizada para embarcaciones recreativas y que genera un grave perjuicio para la fauna marina de la desembocadura del Guadalete, zona protegida del parque natural Bahía de Cádiz.



Además, se incautaron y se devolvieron al medio marino 17 kg de coquinas de fango recolectadas de manera ilegal, ya que las zonas de producción se encuentran cerradas por veda.

El objetivo del Seprona es proteger la fauna y diversidad marina del litoral gaditano ante las agresiones constantes de marisqueo y pesca ilegal. Además, supone un riesgo para la salud consumir moluscos recolectados de zonas de producción no autorizadas, ya que estos no se encuentran sometidos a los controles sanitarios pertinentes.