Print Friendly, PDF & Email

El teniente de alcalde Javier Bello, recorrió las instalaciones de 4OjosWines SL en el Polígono de Salinas de Poniente, una firma que forma parte ya de nuestro tejido industrial y que tiene el sello inconfundible de tres mujeres, que han sido pioneras en crear un vino único y distinto que está revolucionando el mercado vitivinícola: el moscatel seco.

Olga Sánchez, Lucía Fuentes y Desiré Rodríguez forman 4OjosWines, tres técnicos superiores en Vitivinicultura y Enología por el IES Santo Domingo, pertenecientes a la promoción 2013-2015, que se embarcaron con valentía y arrojo en un proyecto que hoy despunta y cuyo horizonte está lleno de posibilidades de crecimiento.

Destacan la calidad e innovación lograda por esta firma, nacida en 2015 con la idea de elaborar vinos artesanales con una intervención mínima para expresar todo el potencial de nuestra tierra, poniendo en valor nuestros productos locales con una manufactura artesanal que hace de cada botella un producto exclusivo.

Bello González subraya que la empresa, formada íntegramente por mujeres, afronta una producción artesanal con gran mimo y cuidado realizando elaboraciones poco usuales en nuestra zona a través de su actuación con la albariza, la crianza biológica y las maderas viejas de vinos de Jerez como el amontillado y el oloroso.

El teniente de alcalde reseña que 4OjosWines SL adquiere su producción a viticultores de la zona, generando por tanto riqueza directa e indirecta en nuestro entorno, implicadas al máximo en cada paso del proceso, incluso decidiendo en qué momento se vendimia la uva, efectuando sus controles sobre ella y trasladándola posteriormente a su empresa para la elaboración de los caldos.



El edil comentó el éxito obtenido por “Contratiempo”, primer vino que inicia el camino de la firma, un moscatel seco en una zona donde nadie los comercializaba hasta ese momento que abrió paso a otras vinificaciones con la misma variedad y que ha recibido así este simbólico nombre, en homenaje y recuerdo de los inicios, que nunca son fáciles cuando hablamos de una aventura empresarial que nace para revolucionar y crear nuevos conceptos.

Iniciaron su andadura en una nave del Vivero de Empresas sito en la calle Arquímedes, desde donde acabarían protagonizando el cambio de emprendedoras a empresarias para  instalarse en una ubicada en la calle Alfred Nobel, en el polígono de Las Salinas. Bello subraya de esta forma que 4OjosWines SL constituye, pues, un ejemplo del beneficio social que aportan las oficinas de que dispone el área municipal para ayudar a los nuevos proyectos de emprendimiento empresarial.

Junto al vino blanco joven “Contratiempo”, la empresa realiza los vinos artesanales “Desvelao”, “Meunier” y “Al tún tún”, que son tres moscateles secos, junto al tinto joven “Al liquindoi”. 

Tanto Olga Sánchez como Desiré Rodríguez han detallado como todos los trabajos que llevan a cabo son tradicionales y a la antigua usanza, como el pisado de la uva, y que la variedad reina en la bodega es la moscatel de Alejandría, proveniente de la “Viña María Luisa”, del Pago de Balbaína, protagonista de todos los vinos blancos que elaboran, siempre bajo el objetivo de que sus caldos sean un fiel reflejo del origen, de la zona y del entorno privilegiado al que pertenecemos.

La uva Merlot, proveniente del citado pago, y la variedad Syrah, ubicada en Trebujena, concretamente en el Pago de El Duque, completan el catálogo, generando un nueva ilusión y perspectivas en nuestros campos, que están comprobando como hay empresarios dispuestos a pagar por su producto porque saben su valía. El mercado de 4OjosWines es en este momento sobre todo la hostelería y en vinotecas, aunque cada vez sus referencias se encuentran en un mayor número de canales de toda España, exportando a países como Dinamarca y Reino Unido. Su trayectoria ha sido ascendente, casi dando vértigo, asumiendo cada año nuevos retos para seguir creciendo.

4OjosWines SL comenzó en el mundo empresarial con la producción de 1000 botellas que  va in crescendo año a año hasta las 8.000, poniéndose como objetivo este 2021 producir 13.000 de botellas, que ya ha sido vendida en su totalidad. Cifras que van subiendo a medida que su producto se va conociendo en el mercado más selecto, con un precio muy competitivo que está provocando que su demanda no pare de ascender. Aumentan así este ejercicio económico un 40% la facturación del año anterior. Ahora con nuevos retos como la búsqueda de vinos tintos frescos, pues creen que en nuestro clima los tintos deben gozar de esta cualidad siendo fáciles de beber, mientras que su catálogo de blancos corresponde a moscateles secos, rompiendo así el muro de tradición del Marco basado hasta ahora en los moscateles dulces.

La visita junto a Olga y Desiré, siempre al pie del cañón, ya que Lucía es la sumiller de Aponiente y pasa menos horas en la empresa, se ha efectuado en el marco del proyecto de la concejalía para poner en valor el trabajo de las empresas portuenses, contribuyendo a darles visibilidad a través de la promoción municipal y configurando una imagen de marca #made in El Puerto, en una iniciativa desarrollada bajo el título “La empresa del mes”.

Anuncio