Print Friendly, PDF & Email

Unión Portuense anuncia que para el próximo pleno la formación elevará impulsar una ampliación del parque de viviendas de El Puerto a través de una bolsa alternativa de viviendas vacías de particulares, ofreciendo a los propietarios una batería de ventajas y garantías. Lo explican a través de este comunicado:

Una de las consecuencias de la crisis económica del 2008 fue la aparición de una gran bolsa de viviendas construidas y vacías por la caída de la demanda, fruto del “pinchazo” de la burbuja inmobiliaria, lo cual no ha repercutido necesariamente en el aumento del alquiler como alternativa a la compra. En este sentido la Exposición de motivos de la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas es muy ilustrativa de esta situación:

“El mercado inmobiliario español se caracteriza por una alta tasa de propiedad y un débil mercado del alquiler. En España, el porcentaje de población que habita en una vivienda en alquiler se encuentra apenas en el 17 por ciento, frente a la media de la Unión Europea que está muy próxima al 30 por ciento. Esto le sitúa como el país europeo con mayor índice de vivienda por cada 1.000 habitantes y también como uno de los que posee menor parque de viviendas en alquiler. En el marco económico actual, las implicaciones negativas que tiene esta característica del mercado de la vivienda sobre la economía y la sociedad españolas son patentes y afectan, tanto a la movilidad de los trabajadores como a la existencia de un elevado número de viviendas en propiedad, vacías y sin ningún uso.

La realidad, por tanto, es que el mercado de alquiler no es una alternativa eficaz al mercado de la propiedad en España, puesto que, o bien la oferta de viviendas en alquiler es insuficiente, o bien no es competitiva por estar sujeta a rentas muy elevadas. Además, nuestro mercado arrendaticio se caracteriza fundamentalmente por las relaciones personales entre arrendador y arrendatario, situándonos aún lejos de un verdadero mercado profesionalizado de alquiler. De ahí que la búsqueda de mecanismos de flexibilización y dinamización de este mercado deba moverse en un marco que consiga atraer al mismo, al mayor número posible de las viviendas actualmente vacías y sin ningún uso, en manos de propietarios privados”.

Desde nuestro grupo municipal consideramos que como administración más cercana al ciudadano tenemos el deber de ofrecer respuestas reales y asequibles a quienes reclaman el derecho a una vivienda digna. Entre esas posibles respuestas está la dinamización del parque de viviendas vacías y su orientación hacia el alquiler. Consideramos que, en estos momentos, esta es una línea de actuación que debería ser prioritaria en las políticas de vivienda de las administraciones públicas, ya que no sólo potencia la inclusión y cohesión social sino también la sostenibilidad ambiental.

Por ello, elevamos a pleno elaborar un programa que tendrá como principal objetivo poder disponer de una bolsa de viviendas de particulares para poder ofrecérselas a un precio asequible a demandantes de alquileres sociales. Al mismo tiempo, se le ofrecería a las personas que poseen una vivienda en propiedad y tengan interés en alquilarla una serie de ventajas para compensar la reducción de la renta a cobrar. Así, además del asesoramiento jurídico, la selección de inquilinos y la formalización del contrato por parte de su empresa municipal, los propietarios obtienen una serie de beneficios económicos como es la cobertura de un seguro de caución y multirriesgo (ante posibles impagos y desperfectos) y una reducción considerable en el importe del IBI.

El portavoz de Unión Portuense, Javier Botella, comenta al respecto: “No podemos obviar que la realidad que estamos viviendo como consecuencia de la pandemia ha disparado el número de personas y familias en situación de vulnerabilidad y en los próximos meses vamos a asistir a un recrudecimiento de esa realidad, por lo que desde las instituciones tenemos la obligación moral de anticiparnos y desarrollar políticas que contribuyan a paliar las consecuencias de esa crisis económica y social que planea sobre el horizonte”. Continua el portavoz: “Nuestra ciudad cuenta con la empresa municipal Suvipuerto que creemos sería la indicada para llevar a cabo dicho proyecto, asumiendo la labor de información e intermediación entre demandantes y propietarios”.