Print Friendly, PDF & Email

La sección sindical del sindicato de policías locales UPLBA, a través del presente escrito les traslada:

Con el máximo respeto y compresión por los distintos problemas que han llevado a un gran número de personas, asociaciones y  grupos sociales a crear la  plataforma Soluciones para El Puerto, queremos dirigirnos a todos ellos dando a conocer nuestro problema particular, el cual por supuesto no puede ni debe ser catalogado como uno de los  principales y graves problemas que soporta  la ciudad,  pero sí como uno más de los que viene sufriendo los distintos colectivos que están pagando  las consecuencias de una mala gestión municipal.

Sabemos que el colectivo que representamos corresponde a grupo de trabajadores  que siempre han estado en la picota mediática, por muchas y diversas cuestiones que la ciudadanía en unos casos ha intentado  entender  y en otras ha cuestionado con cierta severidad. Este hecho constatable con numerosas notas de prensa a lo largo de la historia, no nos hace desistir en la defensa de nuestro colectivo policial,  donde la mayoría de los que lo componemos estamos  dispuestos a defender nuestra profesionalidad ante todo aquel que intente deteriorarla.

Asumimos todas las críticas y  achaques que la ciudadanía ha manifestado  en diferentes situaciones sobre  nuestro colectivo, creemos que en algunos casos hemos podido ser culpables, otras han sido  fruto de una  falta de información que  no hemos sabido trasladar y  el resto,  originadas simplemente por  pertenecer a un grupo de trabajadores que como el nuestro  le toca la parte ingrata  del servicio público,  que no es otro  que el desagradable trabajo  de fiscalizar,  denunciar y hacer  cumplir   las normas  y leyes.

Queremos trasladar nuestro hartazgo ante una situación que acarreamos desde hace muchos añosy que repercutedirectamente  en la falta de  un  buen servicio público al  ciudadano.

En la actualidad el problema de la falta de uniformidad ha originado la falta total de efectivos en la calle y la desatención  sistemática  de los requerimientos que llegan a la sala del 092, donde todos los ciudadanos que requieren de nuestra ayuda o atención, reciben la  inasumible contestación de, “LO SENTIMOS PERO NO HAY EFECTIVOS, NUESTRO JEFE NO NOS PERMITE SALIR POR NO TENER LOS PANTALONES DE UNIFORME”. Los agentes se encuentran cumpliendo la totalidad de la jornada laboral en las dependencias de policía sin poder acudir a solventar los problemas de los ciudadanos,  pese a pedir reiteradamente tanto al Jefe como al propio Alcalde que nos deje patrullar con  pantalones de calle hasta que no lleguen los suministros.

Para todo aquel que piense que unos pantalones de uniforme no es tan grave como para estar un mes sin policías locales, les hemos de  dar la razón, ese problema aislado nunca nos hubiera llevado a tomar la determinación de devolver los pantalones que teníamos prestados por  compañeros de otros municipios y presentarnos a tomar el servicio en pantalones de calle por ser lo único que tenemos en estos momentos.

Como el resto de componentes de la plataforma SOLUCIONES PARA  EL PUERTO, nos encontramos en una situación de impotencia ante la falta de respuesta política, todas nuestras reivindicaciones van encaminadas en solventar problemas que repercuten directamente enel  ciudadano, intentando dar con ello un mejor servicio.

Hemos pedido hasta la saciedad:

Que cubran las plazas vacantes  que hacen que en la actualidad tengamos muchos menos efectivos que hace cinco años, con una merma de más de 35 agentes.

Que de una vez nos doten de buenas transmisiones.

Que solventen los problemas estructurales de unas dependencias que se caen a pedazos, con cuartos de baños cerrados por falta de repuestos para arreglarlos, goteras en los techos que hacen que en invierno las instalaciones se llene de cubos para recoger las gotas que caen desde el techo, mobiliario roto o en pésimas condiciones de uso.

Que surtan de material y vestuario al colectivo, para que no tengamos que esperar más de cuatro años en recibir unos tristes pantalones.

Que surtan de mascarillas FFP2, para realizar nuestro trabajo con seguridad frente al COVID.

Que limpien los vehículos que usamos continuamente durante las  24 horas del día.

Y sobre  todo y como elemento principal para poder gestionar todos los problemas, que solucione el problema de la Jefatura del cuerpo, que en la actualidad mantiene totalmente desmotivada a la plantilla, por su falta total de gestión y por sus numerosas salidas de tono en la prensa con actuaciones personales poco dignas para un Jefe de Policía, contribuyendo con todo ello a destruir la imagen de la Policía Local de esta ciudad.

La figura tiránica y dictatorial de un Jefe chapado a la antigua que lejos de buscar soluciones y trasladar la realidad de los problemas a los políticos, decide dar cobertura a la falta de gestión política desde su cargo de Jefe de servicio, aferrándose  a los tiempos en el que, “el  ordeno y mando”,  era suficiente para doblegar a un colectivo de trabajadores. Trabajadores  que lo único  que pretende es   tener las máximas  herramientas para realizar y ofrecer un servicio o de calidad y para ello va a luchar con uñas y dientes  para intentar acabar con el cortijo en el  que se ha convertido la Jefatura de Policía Local.

Para los que hayan escuchado que pedimos dinero, les hemos de decir que lo único que pedimos es que se valore el trabajo extra que debe  soportar la plantilla para suplir la falta de efectivos, las penosidad que debemos soportar a la hora de conciliar nuestra  vida familiar  y laboral,  cuando se requiere cubrir con nuestros días de descanso la merma paulatina de efectivos y los innumerables servicios extraordinarios y de refuerzo  que pretende nuestro Alcalde para la ciudad, donde cada vez más se observa que el ocio sin seguridad es uno de sus máximos objetivos para hacer que El Puerto este a la cabeza, ¿a la cabeza de qué?:

Del descontrol, de la falta de seguridad, de la falta de control legal de todo el que se quiera apuntar a abrir negocios sin ningún tipo de inspección, de carencia total  de control  sobre la pandemia,  donde cualquiera puede ir sin mascarilla por la calle y congregarse en botellones por toda la ciudad sin ningún tipo de vigilancia y control municipal, falta de inspección y control del tráfico, todo originado   por la  falta total  de policías en las calles.

Para conocimiento de todos, a día de hoy y después de casi treinta días sin policías en las calles, el Alcalde no ha movido un dedo para intentar solucionar la situación, se ha limitado a ver cuál es la manera  legal de denunciar a los trabajadores, creyendo nuevamente que la mano dura le traerá mejores  beneficios políticos  que el dialogo y la negociación, dejando que su concejala de seguridad y los Jefes de la Policía destruyan cualquier punto de encuentro que ayude a solventar nuestros problemas, los suyos, en definitiva los de toda la ciudad.

Por todo lo expuesto en este escrito, pedimos  disculpas por las posibles repercusiones negativas que tengan que soportar los ciudadanos de El Puerto.

Para todo el que quiera conocer con más detalle nuestro punto de vista, argumentos y justificaciones sobre todo lo que está pasando en el seno de la Policía Local de El Puerto de Santa María, les instamos a que  no dude en ponerse en contacto con nosotros,  les intentaremos solventar   cualquier duda o pregunta que quieran trasladamos, además de enseñarle a todo el que lo desee  las dependencias para que vean la realidad de primera mano.

A modo de ejemplo añaden algunas fotos que reflejan el estado de las dependencias policiales:

Anuncio