Print Friendly, PDF & Email

La jornada de Martes Santo, amanecía con un cielo plomizo, el fuerte viento de levante deslucía lo poco que quedaba de una jornada de nuevo robada por esta terrible pandemia.

Tarde y noche de Martes Santo, donde nuestras hermandades popularmente conocidas como La Misericordia y la del Dolor y Sacrificio, ambas con sede en nuestra Basílica, deberían de haber salido a la calle para llenar de plegarias las calles de El Puerto. Una vez más no pudo ser, aún así, las puertas de la Basílica se abrieron y era un incesante río de fieles y feligreses que no querían dejar de dar cariño y arropo a ambas hermandades. La jornada ha estado plagada de actos, oraciones y momentos de tremenda emoción y recogimiento para los allí presentes. Queremos agradecer desde estás líneas, el tremendo esfuerzo y dedicación que las hermandades de nuestra ciudad, están demostrando para con todos los que allí se acercan a visitarlas en estos días tan complicados.

Habrá que esperar a un nuevo Martes Santo, un nuevo Martes Santo donde las puertas de la Basílica se cierren hasta que sus hermandades regresen de bendecir las calles de El Puerto, un nuevo Martes Santo con sabor a barrio alto, a cinturón de esparto, a olor de unas almenas que ven pasar a un Cristo que muere en la Cruz, un Martes Santo de antifaces rojos y que nos llene el alma con el sonido de una horquilla al son del esparto…

Algunas efemérides de la Hermandad de la Oración en el Huerto:

La hermandad de la Oración en el Huerto se funda en el año 1960 tras la autorización de la diócesis de Sevilla, a la que pertenecíamos antes de que se creara la diócesis de Asidonia-Jerez. En el año 1961 procesiona por primera vez esta hermandad haciéndolo sólo con el Cristo y el Ángel Confortador obra de Francisco Pinto. Al año siguiente se incorpora al cortejo María Santísima de Gracia y Esperanza, tallada por Francisco Pinto. En 1973 la primitiva talla se sustituye por la actual titular atribuida a Hita del Castillo (mediados del s. XVIII) aunque hay estudios que niegan esta autoría. En 1974 la hermandad adquiere el actual Ángel Confortador, obra de Ortega Bru, así como los apósteles que completan el paso de misterio. En 1977 comienza a utilizarse en las trabajaderas el costal, en sustitución de la molía jerezana o chorizo, siendo las cuadrillas de la hermandad del Olivo junto a la de los Afligidos las primeras en utilizarlo.  En 2003 el paso de María Stma. de Gracia y Esperanza estrena nueva candelería. Un fuerte aguacero acaecido en la semana santa de 2005 obliga a la hermandad a recogerse de manera precipitada. Sería el primer año en que no pudo completar su itinerario. En el año 2008 la hermandad tuvo que suspender su Estación de Penitencia por lluvia.

Anuncio