Print Friendly, PDF & Email

La sección sindical del sindicato profesional U.P.L.B.A  sale al paso de las noticias que se han publicado en prensa referentes a los servicios de grúa,  para así dar su punto de vista ante los hechos que algunos partidos políticos de la oposición han divulgado en prensa, donde han denunciado una orden emitida por la Jefatura de Policía Local que ha vuelto a desvelar la precariedad de dicho servicio.

En representación de un gran número de agentes componentes de la plantilla de policías locales de El Puerto de Santa María, pedimos disculpas a la ciudadanía, por estar continuamente formando parte de las noticias, unas veces motivado por el protagonismo que ha desempeñado el Jefe del Cuerpo jugando públicamente a las ideologías y a la política, otras veces por la falta de gestión demostrada por el equipo de gobierno, y en esta ocasión por dejar de ofrecer un servicio de calidad en lo referente a la utilización de la grúa municipal.

Para este sindicato es incongruente que los responsables policiales hayan sacado este tipo de orden sin que previamente hubieran realizado un informe o estudio advirtiendo a los responsables políticos de la falta de protección que esta situación generaría en las actuaciones de los agentes de calle, los cuales a partir de ahora y recordando lo que ocurrió el pasado verano, deberán acudir a cualquier requerimiento que requiera del servicio de grúa aun sabiendo que no van a poder ser resuelto por falta de la propia grúa o en el mejor de los casos, asumiendo que el tiempo de resolución quedará supeditado a la capacidad de respuesta que tenga un operario de grúa que se encuentre de guardia/ localización, siendo estimada en la propia orden de Jefatura de treinta minutos o de cuarenta si se produce en horario nocturno o festivo y es de suficiente gravedad como para ser atendido.

Como representantes sindicales debemos reivindicar ante todo la aplicación estricta de la norma laboral que ampare a los operarios contratados para este servicio de grúa, además de mostrar la más enérgica repulsa a las posibles repercusiones que pudiera sufrir cualquier trabajador que pudiera tener afectadas sus condiciones laborales por la falta de pago o deuda  que  esta Administración Local haya contraído con la empresa que los mantiene en nómina.

Es evidente que un servicio de grúa que debe estar contratado las 24 horas del día y todos los días del año no puede estar sustentado por el trabajo de solo tres personas contratadas, siendo indiscutible por tanto, que  no es un servicio de calidad el que se le ofrece a los ciudadanos de El Puerto de Santa María, si solo se presta en determinadas franjas horarias y  admitiendo que en muchas ocasiones se va a prestar en un margen de tiempo muy superior al que se ofrece con normalidad.

Pero nada de eso se debe anteponer a la defensa del trabajo del colectivo policial, el cual nuevamente queda relegado a un segundo plano,  obligando a los propios agentes policiales actuantes, a tener que dar explicaciones a los ciudadanos afectados que comprueben  la falta de resolución de los  requerimientos  relacionados con la supresión de la  grúa.

Nuevamente y de manera reiterada se comprueba la falta de respaldo político a la labor policial, dejando por inacción o falta de resolución que el servicio de grúa  siga siendo una asignatura pendiente de resolver, ofreciendo un pésimo servicio a la ciudad, mientras permiten la total  desprotección de los agentes en su trabajo.

Los responsables políticos son cómplices del mantenimiento del cortijo en el que se ha convertido la Policía Local de El Puerto de Santa María, donde una Jefatura  descabezada sin ninguna capacidad de gestión, campa a sus anchas dejando que se desmorone la institución, potenciando y amparando  este tipo de órdenes,  que lejos de defender la labor del colectivo policial están encaminadas a  tapar  las vergüenzas de la mala gestión de esta administración local.

Es paradójico que se permita unas guardias de localización telefónicas a una empresa de servicio de grúas que ha dejado de cumplir  con los requisitos para los que fue contratado.

Es igual de paradójico que una empresa que no tiene contrato que lo vincule actualmente a este Ayuntamiento, mantenga mes tras mes un servicio por el cual no cobra, conservando en precario unos turnos de trabajo y un número de operarios menor del estipulado.

Pero lo más significativo de todo esto es que uno de los responsables de la cúpula de mandos policiales que emite las ordenes que dan cobertura a la falta de grúa en determinadas franjas horarias, dejando con ello desprotegidos a los agentes en lo que se refiere a requerimientos relacionados con el servicios de grúa, sea familiar directo de uno de los operarios de la grúa,  incluyendo en la mencionada orden un apartado que contempla la incorporación del operario de la grúa a su servicio  hasta cuarenta minutos después de ser requerido telefónicamente para realizarlo, quizás porque su residencia habitual la tiene en la ciudad de Cádiz y es el tiempo que pudiera tardar en llegar desde dicha localidad hasta el lugar donde se encuentra la grúa en la puerta de esta Jefatura de Policía.

Este sindicato se plantea la duda de si el contenido de la orden es estrictamente objetivo o por el contrario tiene algo que ver con una posible cobertura personal a la situación laboral  sufrida por  operarios pertenecientes a una empresa privada que ve peligrar su futuro inmediato en relación a los servicios de grúa ofrecidos al Ayuntamiento de El Puerto.

Ya es hora de que se le preste el mismo apoyo político y técnico al colectivo de policías que se encuentran totalmente desprotegidos en su labor diaria.

Anuncio