Print Friendly, PDF & Email

El tenista portuense Ricardo Ojeda, el máximo referente del tenis a nivel local, provincial y autonómico, ha decidido dejar la competición para centrarse en la formación de jóvenes promesas del tenis.

Después de varios meses meditándolo, el parón competitivo a cuenta de la Covid-19 ha sido el empujón definitivo para regresar a casa y embarcarse en la nueva andadura de crear su Academia para ofrecer “tras mi experiencia en todos estos años, unos servicios que no los hay en Andalucía evitando que los grandes tenistas que hay en la tierra tengan que salir de casa siendo tan jóvenes como me pasó a mí”.

Actualmente, Ricardo se encuentra puliendo los detalles de su nuevo proyecto que lo está iniciando en las instalaciones del Club Nazaret en la localidad vecina de Jerez de la Frontera. “Hace unos meses comencé a preparar a tres deportistas que destacaban de la Escuela y están rindiendo a gran nivel. Se tratan de la jerezana Ainara Fernández, el portuense Louis D’auzac y el sanluqueño José María Rodríguez”.

En su nueva andadura, Ricardo destaca que ”Andalucía tiene mucho potencial de tenistas que se pierden por el hecho de que no todos se pueden permitirse trasladarse a Valencia o Barcelona, donde se encuentran las mejores Academias para dar el salto a la élite. Es una pena y por eso mi propósito es ayudar a estas promesas, darle todo lo que necesitan para crecer y aspirar a llegar a estar entre los mejores como me sucedió a mí pero sin tener que abandonar la tierra y la familia”.


Una Academia para crecer

A pesar de comenzar su andadura en la localidad vecina, Ricardo apuesta por un proyecto ambicioso a desarrollar en El Puerto de Santa María para “convertir a esta ciudad en un referente del tenis andaluz como lo es, por ejemplo, con la Vela. Sería ideal montar una Academia con varias pistas que en un futuro pueda acoger un Torneo Future o Challenger. Soñar es gratis pero mi intención es ir creciendo poco a poco, ofrecer programas de calidad y facilitar todo ese entramado que conlleva a un tenista viajar semana tras semana a la Competición que le toque disputar”.

Sobre su funcionamiento, Ricardo explica que “aún es pronto para entrar en detalles, he comenzado con tres promesas que están rindiendo a un gran nivel y les veo potencial para que puedan llegar a profesionales. La preparación no es sólo el entrenamiento en la pista con la técnica, también están la preparación física, mental e, incluso, la alimentaria. Tampoco hay que olvidar los estudios, tan importantes de compaginar y que tendremos en cuenta”.

Ricardo, un ejemplo a seguir

El portuense, con solo 28 años, se muestra como una persona centrada y las ideas claras en este nuevo proyecto. “Llevo muchos años fuera de casa, desde que marché a Sevilla en la Escuela de la Federación antes de dar el salto a Valencia siendo muy joven. He cometido algunos fallos por no tener ese asesoramiento y persona cerca que me guiara. Eso es lo que quiero ofrecer y evitar a las promesas con las que trabaje”.

Ricardo cuenta con un dilatado palmarés que le hizo ascender hasta el puesto 170º del ranking mundial de la ATP. Ha ganado 25 torneos profesionales entre Futures y Challengers así como se proclamó Campeón de España y Europa sub18.

Destacar que ha disputado los cuatro Grand Slams y participado en torneos Masters 1000, ATP500 y ATP250 ganando a varios Top100 así como Top 10 como Tommy Robredo y Nicolás Almagro.

Anuncio