Print Friendly, PDF & Email

El concejal de Patrimonio Histórico del Ayuntamiento de El Puerto de Santa María, David Calleja, ha indicado que el área organizará próximamente, una vez mejore la situación epidemiológica, y cumpliendo toda la normativa vigente en dicho momento, una exposición del artista portuense José Manuel Ordóñez, que acogerá un lugar por determinar.

Ordóñez es un pintor portuense que, tras emplear técnicas más tradicionales como el grafito y el óleo, se ha decantado en estos últimos tiempos por el pirograbado, un estilo menos habitual en las salas, y agradece el interés que el artista muestra en la realización de la citada actividad, subrayando su carácter autodidacta.



El teniente de alcalde de Patrimonio Histórico destaca positivamente el hecho de que numerosos portuenses “derrochen arte de manera ajena a su cotidiana labor profesional”, apuntando que, en el caso que nos ocupa, “el pirograbado es una técnica sobre la que no disponemos de tanta producción, por lo que me resulta sumamente interesante que podamos ofertar una iniciativa sobre ella y de la mano de José Manuel Ordóñez, que la conoce muy bien, como demuestran las colecciones que protagoniza, en torno a áreas temáticas”.

Calleja refiere que el área de Patrimonio Histórico trabaja con Ordóñez para incorporar algunas de sus obras a una campaña solidaria en favor de una asociación benéfica, campaña que se anunciará en su día y en la que Ordóñez participará junto a otros artistas locales.

La exposición portuense se unirá así a otras iniciativas ya emprendidas por el artista, como una muestra realizada en los bancos de la Plaza Mina, en Cádiz, organizada por la Asociación Cultural Barrunto, o en vías de emprendimiento, como un proyecto para participar en el V Centenario del fallecimiento de Elio Antonio de Nebrija, que tendrá lugar en 2022, mediante una exposición itinerante por las poblaciones donde este importante humanista desarrolló su labor.

Pintor portuense y autodidacta

José Manuel Ordóñez García, que nació en El Puerto en 1957, ciudad donde reside, es un artista autodidacta de 63 años que prepara una muestra en la que las obras se realizan con un pirograbador, de temperatura regulable, a través de distintas puntas. “No conozco a nadie en la provincia que trabaje el pirograbado, que empiezo a usar en 2016”, señala Ordóñez, quien afirma que “es muy distinto a otras técnicas, resulta más depurada, menos colorista, ya que utiliza tonos marrones y negros, aunque yo incorporo posteriormente algo de color para que resalte el quemado de la pintura”.

Ordóñez García, quien se refiere al pirograbado como “una modalidad más especializada, en la que no se puede dar marcha atrás sobre lo que ya está hecho y sobre la que me gusta investigar”, indica que la exposición contendrá obras con dos tipos de soportes: las realizadas en madera, que presentan un formato menor, y las efectuadas en papel, más grandes. “El título tendrá algo que ver con mi paso del pirograbado de la madera al papel, hará referencia a los conceptos de tránsito o evolución, tengo que ultimarlo aún”, apunta el artista, que mostrará una temática con animales, personas de distintas etnias y también detalles paisajísticos de la ciudad, con imágenes marítimas, bodegueras y de algunas calles, junto a localizaciones en vías árabes y en los pueblos blancos.

“Agradezco mucho la atención que me depara el edil”, comenta el pintor, quien, tras exponer en ciudades como Trebujena, Lebrija o el propio El Puerto, afronta con ilusión este nuevo proyecto, “pues a uno le gusta que el fruto de su trabajo pueda ser observado por los demás, que no se limite a quedarse en tu casa”.