Print Friendly, PDF & Email


El portuense es el segundo máximo asistente de la historia de LaLiga solo por detrás de Messi, un puesto privilegiado que ha alcanzado recientemente en una temporada en la que intentará conducir a su Betis a los puestos de acceso a Europa.

A sus 39 años, Joaquín sigue siendo una de las máximas referencias del fútbol en España y en LaLiga Santander. El de El Puerto de Santamaría es por ejemplo el segundo jugador con más partidos disputados, un logro al que le ha sumado recientemente el de convertirse en el segundo máximo asistente de la competición.

Su manera de desbordar por la banda y surtir de buenos centros a sus compañeros siempre ha ido ligada a su juego tanto en el Real Betis Balompié como en sus pasos por el Valencia o el Málaga. Y eso le ha llevado a ser considerado un futbolista capaz de cambiar el rumbo de los pronósticos dentro de las apuestas de fútbol, que actualmente ven a los verdiblancos con una cuota de 11.00 para acabar entre los cuatro primeros de LaLiga. Sin embargo, el gaditano y su facilidad para dar el último pase, pueden modificar el guion de un partido y cambiarlo a su favor creando ocasiones y goles.

Este logro de ser el segundo máximo asistente de la competición doméstica española lo alcanzó precisamente este curso, dando el pase al gol de Juan Miranda que situaba el 0-2 en El Sadar ante el Osasuna, asistencia con la que alcanzó la cifra de 94. Por lo tanto, actualmente solo Lionel Messi le supera en esos números de pases definitivos, lo que coloca al portuense en unas altas esferas históricas muy reseñables dentro de lo que es LaLiga.

Quiere mejorar al Betis antes de dejarlo

Al mismo tiempo, el gaditano está escribiendo una dede sus últimas páginas como futbolista profesional y a pesar de que aún no tenga claro el momento de su retirada, parece que este llegará pronto. Por esa razón, el mismo Joaquín quiere que su Betis eleve sus prestaciones en la presente campaña y pelee por las posiciones de acceso a Europa que hay en las primeras plazas del campeonato.

Obviamente, el extremo verdiblanco no quiere abandonar el club de su vida en un momento complicado o que no sea de igual grandeza a la que ha supuesto su carrera futbolística allí. Por eso, espera que este curso, con Manuel Pellegrini al mando, sí que acabe llegando a buen puerto y el proyecto cicatrice en la que podría estar siendo su última capitanía en el equipo sevillano.

Mientras tanto, seguirá haciendo historia en una Liga en la que su nombre aparecerá entre los mejores gracias a sus más de 550 participaciones desde que debutara en el 2001 o sus enormes registros estadísticos, en especial este de las asistencias.

En resumen, ahora que Joaquín ha conseguido sumar otro récord a su enorme legado que dejará en el fútbol nacional cuando se retire, parece que solo le queda el poder conducir al Betis a una posición de privilegio esta temporada para acabar de la mejor manera posible una vida deportiva que le sitúa como uno de los mayores fenómenos españoles que han pasado por nuestros campos.

Anuncio