Print Friendly, PDF & Email

La Confederación del Comercio de Andalucía ha solicitado a la Junta de Andalucía que, en caso de prolongar las restricciones en vigor para luchar contra la covid-19, se permita al pequeño comercio cerrar sus establecimientos a las 20:30 horas.

Según la Confederación, se ha demostrado que el comercio de cercanía “no es un foco de contagio” del virus y que los establecimientos adoptan todas las medidas necesarias para evitar la propagación de la enfermedad.

Además, los comerciantes andaluces han manifestado que a muchos comercios no les es rentable abrir por las tardes solo hasta las 18:00 horas, por lo que muchos establecimientos están optando por mantener la atención al público solo en horario de mañanas.



En base a estos dos factores, Comercio de Andalucía solicita a la Junta que se permita a los pequeños comercios un horario de apertura que se prolongue hasta las 20:30 horas, ya que a su juicio no repercutirá en el combate de la enfermedad y, además, se podrá prestar un mejor servicio sin que repercuta en la rentabilidad de un sector, que está ya “muy castigado.

Ponen como ejemplo que en la desescalada de la primera ola los establecimientos del comercio de cercanía fueron los primeros en recibir autorización para abrir sus puertas sin que eso repercutiera en la propagación del virus.

Por ello, consideran que esta medida aliviaría la grave situación por la que pasan muchos comerciantes que, de no recibir apoyo, pueden “verse abocados al cierre”.

Además, los comerciantes lamentan en un comunicado que el comercio de cercanía sea el “gran olvidado” de esta crisis, a pesar de que proporciona 428.000 empleos, lo que implica -subrayan- que uno de cada cuatro andaluces trabaja en el sector, y genera un volumen de negocio de 85.000 millones de euros, un 11,5% del PIB regional.

Anuncio