Print Friendly, PDF & Email

La aprobación del segundo estado de alarma del coronavirus -el tercero si se tiene en cuenta el que el sábado expiró en la Comunidad de Madrid- trae en la mochila nuevas restricciones para la vida diaria de los ciudadanos, aunque no como el que vivió la población entre los meses de marzo y junio con limitación total de la actividad económica por varias semanas.

En esta ocasión, las prohibiciones vendrán determinadas por los gobiernos de las comunidades autónomas y tendrán una duración mucho más flexible, dependiento de la evolución de la enfermedad en cada territorio. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya ha indicado que el objetivo pasa por “limitar la movilidad y los contactos personales”. [Así son las nuevas medidas para evitar los contagios con el segundo estado de alarma]



Toque de queda de 23.00 a 06.00 horas

La primera medida del nuevo estado de alarma pasa por establecer la prohibición de movimientos entre las 23.00 y las 06.00 horas de la noche. Solo estará permitido moverse para cumplir obligaciones laborales, regresar al domicilio o el cuidado de mayores, entre otras cuestiones. La limitación se exceptúa a Canarias, por sus “buenos datos epidemiológicos”, ha indicado Pedro Sánchez. En cualquier caso, las comunidades podrán modular este horario de prohibiciones desde las 22.00 hasta las 00.00 horas, por la noche; y entre las 05.00 y las 07.00 horas, por las mañanas.

En varias comunidades ya han aprobado esta medida desde la pasada medianoche, aunque aún sin el necesario aval judicial ni en las mismas condiciones. El estado de alarma serviría para que cada territorio estableciera esa prohibición, que afectaría incluso a la libertad de movimientos, sin necesidad de tener que acudir a los tribunales para que lo permitan al tratarse de una limitación de derechos fundamentales. [¿Quién se puede saltar el estado de alarma en España? ¿Cuáles son las novedades?]

Movimientos entre regiones

Otra de las novedades de este estado de alarma reside en que vuelve a habilitar la posibilidad de que los ciudadanos de una provincia no puedan salir de esa zona, salvo para ir a trabajar, cuestiones sanitarias y otras obligaciones legales o familiares que sí permitirían cambiar de provincia o comunidad autónoma. Cada gobierno regional podrá aprobar esta medida para todo su territorio o bien aplicar “un confinamiento inferior”, es decir, una parte de una región. Según declaró en rueda de prensa Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, la movilidad entre provincias y comunidades será decidida por las propias autonomías, y aún está por ver en Andalucía exactamente cómo se aplicará entre provincias. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicado este domingo regula lo referente a la movilidad en el artículo 6.

Algunas comunidades, como La Rioja o Navarra, ya se encuentran perimetralmente confinadas, y ciudades como Oviedo, Gijón y Avilés (en Asturias), o todo el área metropolitana de Granada (la capital y una treintena de municipios), entre otras.



Reuniones de seis

Además del confinamiento nocturno, el estado de alarma establece la restricción de reuniones sociales a seis personas, siempre que no sean convivientes. La autoridad delegada en la aplicación del estado de alarma recae sobre los presidentes autonómicos.

Limitaciones de horarios

El texto legal también habilita para que las comunidades autónomas puedan restringir los horarios de locales comerciales, sobre todo los relacionados con la hostelería, así como en centros comerciales, gimnasios, etc.

Anuncio