Print Friendly, PDF & Email

El juzgado de instrucción 2 de Aranda de Duero (Burgos) ha autorizado el plan de contención propuesto por la Junta de Castilla y León para aislar a esta localidad de más de 32.000 habitantes que sufre una elevada tasa de incidencia de coronavirus y donde se está produciendo transmisión comunitaria.

Aranda de Duero regresa además a la fase 1 y se suma así a las localidades vallisoletanas de Íscar y Pedrajas de San Esteban que desde el pasado sábado permanecen aisladas durante 14 días.



La situación de contagios en Aranda de Duero (Burgos) no para de crecer y sus zonas básicas de salud contabilizan este jueves 131 casos en la zona Norte y 68 en la Sur, lo que deja una tasa de incidencia del 66,69 por cada 10.000 tarjetas sanitarias en la primera y del 42,05 en la segunda.

Además, la zona básica de Aranda Rural, que hasta ahora había mantenido un buen comportamiento también se está complicando con 29 casos positivos y una tasa de incidencia de 37,41, según la información del portal de transparencia de la Junta consultada por Efe.

Anuncio