Print Friendly, PDF & Email

EL PUERTO.- Los representantes Legales de los trabajadores de El Puerto Global denuncian que llevan tres meses sufriendo retrasos en el cobro de sus nóminas, y apuntan al gerente Rafael Serrano como foco del problema. Así lo explican a través del siguiente comunicado:

Tres son ya los meses en los que los trabajadores de El Puerto Global estamos sufriendo atrasos en el cobro de nuestras nóminas.

Meses, como el presente, en el que a la mayoría de nosotros nos vienen en el banco los cargos de la hipoteca, los recibos, etc… y en los que aparecen los temidos números rojos que nunca deberían existir si cobrásemos nuestro sueldo en tiempo y forma.

Atrás quedó ese momento, hace ya aproximadamente un año, en el que el gerente de EPG, Rafael Serrano, entraba por la empresa proclamándose salvador de la misma y de poseer un ristra de soluciones a los problemas que pudiera haber.

Tras un año de su gestión, podemos decir que no ha mejorado en ningún aspecto nada, pero lo que sí ha hecho ha sido empeorar nuestra situación.

Ya denunciamos hace un año en los medios que la incorporación del Gerente a la empresa traería problemas de liquidez a la empresa, y así ha sido.

Ahora las consecuencias las pagamos las más de 40 familias que dependen de las nóminas de los empleados de EPG.

Desde la llegada del Sr. Serrano, además de ver, como se preveía, las dificultades que tiene la empresa para hacerse cargo de su abultada nómina, hemos visto cómo:

Ha dilapidado dinero de la empresa  en la concesión de pluses a compañeros sin presupuesto para ello (¿buscando apoyos?)

El período medio de pago a proveedores ha aumentado o congelado en algunos casos.

No da señales de aparecer por la empresa lo que debería (y hablamos de antes del confinamiento cuando no había teletrabajo).

Su trabajo parece basarse en salvar su posición, quedando en mera anécdota su trabajo en pro de la empresa.

La empresa, antes solvente, ahora está endeudada tras la concesión de hasta tres créditos bancarios de gran cuantía, llegando al límite de su capacidad de endeudamiento.

¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Será este el principio de la desaparición de EPG?

Qué ocurrirá con los servicios de informática y de notificaciones de los que tanto depende el ayuntamiento si la empresa no funciona, ¿se perderán los ingresos que genera la Oficina Técnica Catastral?

Desde la administración de la empresa no saben concretar la fecha en la que cobraremos.

Hace dos meses instamos a nuestro presidente, Javier Bello, a que pusiera solución a este problema, ante su silencio y falta de respuesta ahora pedimos al Sr. Alcalde, Germán Beardo, que ponga solución a este problema, antes de que tenga delante un problema mayor.

Anuncio