Print Friendly, PDF & Email

Ignacio Colón Torrent (Tribuna libre).- Si Casado, que creo recordar que no ha ganado ninguna de las elecciones a las que se ha presentado, y el mediocre García Egea, cuyo único mérito reconocido es ser campeón de su pueblo de lanzamiento de huesos de aceitunas, tienen a su Cayetana, como máxima intelectual del insulto, los portuenses, que no íbamos a ser menos, tenemos a nuestra propia y genuina “Cayetana”.

Le ha costado, pero por fin ha salido a la palestra… y portuenses, Nuestra “Cayetana” se siente muy decepcionada. Que penita más grande. ¿Cómo no hemos sido capaces de estar a su altura? Esto hay que ponerle remedio de inmediato. A partir de mañana, los portuenses pasaremos de ciudadanos libres, sin ningún espíritu crítico, a convertirnos en súbditos sumisos para que Nuestra “Cayetana” no se sienta contrariada.

Si la Cayetana de Casado, es la marquesa de la ofensa, la Nuestra no se queda atrás y suelta por esa boquita que Dios le ha dado, insultos inapropiados que una “señora de bien” no los diría sin previamente confesarse ante su director espiritual.

No me cabe la menor duda de que el hecho de que la oposición en bloque haya denunciado que la Noria, que ni es la de Paris ni “ná”, de la otra margen del río, no tenga licencia, reconocida por Nuestra “Cayetana” en el último pleno así, con el desdén de las que se creen seres superiores, contestando como si a un vasallo se dirigiera, y que le dé igual que siga funcionando sin licencia, a pesar del posible riesgo que se corre al no estar legalizada su funcionamiento ¿En serio que El Puerto es seguro? la ha desquiciado. ¿Qué ha hecho Nuestra “Cayetana” para merecer esto?

Esta nimiedad, junto a que unas atracciones situadas en Valdelagrana, que por lo visto no tienen licencia de ocupación de suelo público, la han debido de trastornar gravemente, hasta el punto de insultar a la oposición con calificativos como “inane”, “rencorosa” “cainita”, “sin el más mínimo escrúpulo en fustigar mezquinamente”, “cínicos” o “incompetentes” y con Leocadia Benavente de Vox, directamente a la yugular por la tontería de querer fiscalizar, como toda la oposición, un gobierno de mediocres e ineptos.

Nuestra “Cayetana”, sencillamente no está preparada para gobernar un Área como la de Urbanismo, y parece que no ha entendido que tiene que gobernar para más de 80.000 portuenses, que no es lo mismo que presidir una Junta de propietarios.

¿Es la mejor profesional? No, definitivamente, no. Ha sido utilizada como lo ha sido el “alcalde perpetuo”, como lo fue Carmelo Navarro que dimitió a las dos horas de tomar posesión del acta de concejal en una actitud deshonrosa, como utiliza a los “tontos útiles de ciudadanos” que se comen uno tras otro, todos los marrones que les deja el Capitán América, sin rechistar porque hay que comer, en las anteriores elecciones, para poder conseguir votos para cambiar el rumbo económico.

Nuestra “Cayetana” no está acostumbrada a la ruindad de la política y por eso, sin conocimiento de causa, hace esas declaraciones desde su púlpito dorado. Se nos queja, amargamente, de que la oposición actual, esté haciendo lo que una oposición debe hacer cuando se encuentra enfrente a un gobierno deshonesto como el que dice gobernar El Puerto, que no cumple lo que prometió, que llevan más de un año y no han hecho absolutamente nada, y que les engañó, y lo va a seguir haciendo a aquellos a los que se sigan dejando engañar, a base de fotos y marketing de humo. No tienen nada que ofrecer, ni lo tendrán.

Mientras Nuestra “Cayetana” intentaba mejorar su hándicap, el Capitán América y la “Bella criaturita”, hacían una oposición en el mandato anterior del NO es NO, por sistema, les daba igual el destino de ese Puerto que ahora dicen amar de boquilla. Quizás, por cuestiones pedagógicas, a Nuestra “Cayetana” le vendría bien revisar los plenos del mandato anterior, igual aprendía algo de lo leales que eran sus compañeros con El Puerto.

Nuestra “Cayetana” en su incrédula ingenuidad, cree que puede gobernar con patente de corso, y que todo el mundo tiene que decirle “Sí, señorita Escarlata”. Escribe en su hoja dominical, porque se atreve a dogmatizar con el Alma de los que están condenados al fuego eterno, que hay que mejorar todo y me pregunto ¿Qué ha hecho Nuestra “Cayetana” en más de un año que no ha mejorado absolutamente nada? Y miren que entró fortísima en Urbanismo, jurando por Snoopy, que iba a desmontar Urbanismo desde los cimientos porque Nuestra “Cayetana era “la mejor profesional” y ya vemos que no ha sido de capaz de levantar ni un simple ladrillo.

Se queja amargamente de que no tiene personal. Nuestra “Cayetana”, en su candidez, debió olvidar un pequeño detalle cuando se dejó engañar por el Capitán América, porque este sí sabía y era muy consciente del personal con el que contaba el Ayuntamiento, y a pesar de ello, prometió lo que nunca cumplirá.

En fin, portuenses, ya saben a partir de mañana no se les ocurra hacer la mas mínima crítica ni a Nuestra “Cayetana”, comportémonos como abnegados súbditos que eso es lo que somos para ellos. Si eso empleen su tiempo, si les queda algo de espíritu crítico, en quejarse únicamente de la “Caló” que está haciendo. No creen bulos malintencionados, que eso está muy feo y les pueden tildar de ser sospechosos de no querer a El Puerto, y por supuesto de quedarse sin una entrada de “gañote” en la noria.

Y ya que estamos, por favor súbanse a la noria sin licencia, que no les cuesta nada, ni si quiera la vida, y de esta forma harán feliz a Nuestra “Cayetana”. Sin duda, “Ella, lo vale”.

Disfruten lo votado.

Columnista | +Artículos

Ignacio Colón Torrent. Conocido farmacéutico y escritor, nacido circunstancialmente en Cádiz, pero portuense desde su tercer día de vida. En su faceta literaria es conocido por su libro 'Mis mundos menores' (Ediciones Ruser), publicado en 2019, así como por su columna “Crónicas desde un atardecer” sobre actualidad política local y otros asuntos de interés.

Anuncio