Print Friendly, PDF & Email

El Puerto de Santa María se ha ganado el título de destino perfecto para muchos, no solo en la provincia de Cádiz o en el resto de provincias de Andalucía, sino también entre todos los españoles. La localidad gaditana cada vez atrae a más turistas, principalmente en primavera y en los meses calurosos, aunque también, pero en menor medida, durante el resto del año. Y razones no faltan para que muchos lo elijan para desconectar durante unos días.

El Castillo de San Marcos es uno de los emblemas de El Puerto de Santa María y ubicado en pleno casco histórico lo dota de un aire medieval que llega hasta las calles cercanas. Es una fortaleza del siglo XIII que en su día fue una mezquita y debido a las diversas reconstrucciones por las que ha pasado, hoy en día refleja la mezcla de culturas que habitaron en sus calles. Hay otros monumentos y edificios que hacen que El Puerto de Santa María bien merezca una escapada, como la Basílica de Nuestra Señora de los Milagros, de estilo gótico y junto a una de las plazas más importantes, la Plaza de España, y los patios de las numerosas casas palacio, en las que vivían los antiguos comerciantes, como la de Los Leones o la de Blas de Lezo. Un centro único que es una magnífica carta de presentación para atraer turistas.

En España la gastronomía es muy importante, la cantidad de bares y restaurantes que hay entre los que elegir hace que la competencia sea muy alta y que exista una oferta inmejorable de platos para atraer comensales. Los locales de El Puerto de Santa María son conscientes de ello y han sabido adaptarse a las exigencias del sector y de los visitantes. En la localidad también se puede comer en un establecimiento con Estrellas Michelin, el restaurante Aponiente, que cuenta con tres. Hay restaurantes para todos los bolsillos, desde bares de toda la vida en pleno centro o en calles un poco más alejadas, hasta restaurantes con vistas al mar en los que saborear lo más demandado, el marisco. También hay muchas opciones para tomar algo: está la tradicional Bodega Osborne, que es única en todo el país y por eso se ha convertido en una verdadera atracción turística, así como muchos pequeños bares que hay por todo la ciudad. Sin duda, El Puerto también ha conquistado a muchos por el paladar.

Los amantes de la naturaleza también escogen este lugar para sus vacaciones. Sus playas son muy conocidas y cada año se superan a sí mismas, prueba de ello es el número de banderas azules que tiene. Pero lo cierto es que El Puerto de Santa María es mucho más que playas y chiringuitos, y es que pasear por la Bahía de Cádiz y practicar deportes náuticos todos los días puede no ser del agrado de todos. Por ello, en El Puerto hay muchas más opciones al aire libre. Es un territorio rodeado de viñedos, por lo que ofrece la posibilidad de combinar mar y campo, acercarse a un viñedo con degustación incluida o con visita a las casas rurales que hay alrededor, conocidas como Casas de Viña. Hay otra opción también muy tentadora: el Parque Natural Los Toruños, un paraje que sorprende a todos los públicos y que permite divisar en las lagunas diferentes especies de aves. Y para aquellos que deseen más naturaleza también pueden encontrarla en la Reserva Natural Complejo Endorreico de El Puerto de Santa María, compuesto por tres lagunas: la Salada, la Chica y la Juncosa.

Las ofertas de ocio tampoco faltan para todos los que se animen a disfrutar de El Puerto. Hay opciones para todas las edades y gustos. Por ejemplo, los amantes del séptimo arte podrán combinar mañanas en la playa con tardes y noches en las salas de cine y cines de verano disponibles, para ver las últimas novedades de la cartelera, mientras que todos aquellos a los que les gusta entretenerse con juegos de azar, ya sea echando una partida a las tragaperras o al mahjong en su versión slots, podrán hacerlo en su casino, el Casino Bahía de Cádiz, uno de los más importantes de toda Andalucía.

Otro punto atractivo de El Puerto de Santa María es que ofrece muchas opciones culturales. Entre ellas, destaca la Fundación Rafael Alberti, un museo en el que se exhiben poemas de este poeta de la Generación del 27 y algunas pinturas de otros artistas. Alberti nació en este municipio y probablemente es su representante cultural más importante. También está el Museo Municipal de El Puerto de Santa María, un museo con bienes arqueológicos, artísticos y etnográficos del Patrimonio Histórico Portuense. La Sala Hospitalito y Auditorio es una extensión del museo para los turistas que se queden con ganas de más, y exhibe una colección de fondos de Arqueología Islámica Andalusí. Muchos también se acercan a conocer la Exposición Permanente Pedro Muñoz Seca, en la fundación que lleva el mismo nombre.

Sin duda, las razones por las que cada vez son más los que quieren conocer El Puerto son muchas: un centro histórico lleno de rincones espectaculares y edificios con carácter, una gastronomía difícil de superar, muchos locales para tomar algo entre amigos en cualquier momento, naturaleza en estado puro y para todos los gustos, y opciones para entretenerse como cines, su propio casino, museos, salas y fundaciones con exposiciones. A El Puerto de Santa María no le falta detalle, y ese es el verdadero all-inde este municipio costero de Cádiz.

Anuncio