Print Friendly, PDF & Email

Manu Garro (Tribuna libre).- No hay nada que más joda estos días que ver a cada vez más gente ir sin mascarilla por la calle. Primero eran los más jóvenes y luego, poco a poco, se va viendo cómo sube la edad de quienes se niegan a hacerlo, pese a ser obligatorio. Y encima las que lo llevamos cada vez la usamos como un pañal puesto por un padre primerizo. Tapa algo, pero no sirve para nada. Pero lo intentamos.

Pero me jode más los que amparándose en que andan a pecho descubierto, sin mascarilla, se escudan en la libertad de expresión no solo para insultar, sino para despreciar lo que representan. Y me refiero, obviamente, al jefe de la Policía Local Don Rafael Muñoz Leonisio. [El Ayuntamiento abre expediente al Jefe de la Policía Local]

Como periodista no seré yo quien intente recortar ni un ápice la libertad de expresión, pero esta libertad no lo puede amparar todo. Y menos cuando uno es una persona pública, tiene una responsabilidad y representa, en este caso, a un ayuntamiento y a una ciudad como El Puerto de Santa María.

Usted puede criticar lo que quiera y, le aseguro, que será mucho menos de lo que lo he hecho yo en más de 40 años de profesión periodística. Pero hay que saber dónde se está y asumir responsabilidades. Cuando el “hijo de puta” del vicepresidente de este Gobierno, como usted le llama, hace una declaración no lo hace como una personas individual, sino como representante de todo un país. Y a usted, le guste o no, le pasa lo mismo.

Desde que asumió el cargo de jefe de la Policía Local dejó de ser solo Don Rafael Muñoz Leonisio para pasar a ser un representante de esta ciudad. Y si no le gusta. Es fácil, deje el cargo e insulte a quien quiera.

Si un policía local me pone una multa y se me escapa por el cabreo llamarle “hijo de puta” usted sería el primero (y haría bien) en salir en defensa de su agente e impulsar una sanción por falta de respeto a la autoridad. Le daría igual si lo conozco o no, es un policía y no se le puede insultar. Pues con usted pasa igual. Es un policía y no puede insultar.

Y buena prueba de ello es que ni antes, cuando gobernaba PSOE e IU y usted hablaba de desinfectar una plaza donde se habían manifestado, ni ahora con el PP, que seguro que muchos de ellos le siguen en Facebook y se ríen de sus comentarios, quieren meterle mano. Porque es el jefe de la Policía Local, no porque sea usted Don Rafael Muñoz Leonisio.

Por eso, llame hijo de puta a quien quiera, insulte a quien desee y manifiéstese por lo que quiera pero póngase la mascarilla y deje el traje de jefe de la Policía Local en la Comisaría, pero de forma permanente. Aunque solo sea por el bien de esta ciudad, que, sinceramente, no creo que se merezca un representes como usted al frente de la Policía Local.

Anuncio